Cachopo en El Salón, Andés

GD Star Rating
loading...

¡¡CAMBIÓ DE DUEÑOS!! Ver comentarios abajo del todo


Ale, nos vamos hasta Navia que hay familia y amigos. Uno en especial nos invitó a ir a probar el Cachopo de El Salón, en Andés, que cambiaron de dueño recientemente y hacen unos grandes cachopos, a la par que buenos. Aprovechando que volvimos al pueblo a ver a la familia, comimos en el Salón.
Yo ya comí varias veces ahí, pero con los dueños antiguos. Supuse que la comida sería más o menos igual.

¿Qué comer…? Bueno, éramos 3 a comer y uno de nosotros era un gran deportista con fama de buen apetito. Así que pedimos 2 cachopos y unos entrantes: Patatas bravas y croquetas. Gran error… pero no adelantemos acontecimientos.

En primero lugar nos traen las patatas bravas. Madre mía qué fuentada de patatas nos trajeron. Las patatas era como a mi me gustan: Cuadradas, grandes, crujientes por fuera y muy tiernas por dentro. Pero la cantidad me pareció exagerado. La salsa era casera. Me recordaba mucho al sabor del pixto que prepara mi madre, pero con un toque picante. No picaba en exceso pero sí se notaba un gusto alegre en todos los bocados. Muy ricas. Tanto que las que sobraron, que sobraron, las pedí para llevar. Las cenamos y seguían igual de ricas.
Al poco llegó las croquetas que, UF… qué fuentada de croquetas. ¿Normalmente, cuántas croquetas se ponen por ración? ¿10? ¿15? ¡aquí hay más de 20! eso sí muy ricas. Redondas y, lo peor de todo, grandes. No solo eran muchas, sino que eran enormes. Qué esfuerzo para comer… Pero de esto no sobró nada.

Finalmente nos llegó el cachopo. Una fuente enorme con patatas, ensalada, tomate, pimientos, espárragos, queso cabrales… menuda fartura. Ya teníamos los ojos desorbitados. Viendo que había dos cachopos dijimos que por lo menos eso se comía más o menos bien. Esos dos cachopos entre tres personas se comen; Difícil, pero se comen. Digo difícil después de la patatada y las croquetas.
A la camarera le costó meter la fuente en la mesa y se quedó pensativa un rato. Al poco dijo que íbamos a tener un problema porque no va a caber el otro… ¿QUÉ? ¿OTRO? ¿De qué está hablando? Nos dijo que al preparar el cachopo se le rompió por la mitad, con lo que intentó hacerlo lo más simétrico posible. Como no podía, hizo dos mitades, así que lo que se ve en la foto es UN único cachopo.
Ya recompuestos del susto, comimos. Y es que no sólo es grande, si no que también estaba buenísimo. Muy crujiente por fuera, con un rebozado nada grasiento pero sí compacto. No salía nada de queso, pero la sorpresa estaba en que al partirlo y repartirlo el queso empieza a salir por todos sitios. Relleno hasta más no poder de queso. Y queso rico, no de lonchas. Es de los pocos sitios en el que no voy a quejarme por la cantidad de queso. Tampoco el jamón se quedaba manco.
La carne era muy tierna y los acompañantes que traía quedaban muy bien, aunque a veces pensamos en que sobraba mucha comida.

Muertos por la cantidad de comida nos fuimos a casa. Todavía llevamos comida para la cena y así, mis padres, hermana y un vecino amigo pudieron probarlo. Incluso calentado al microondas estaba bueno.
Mi amigo ha ido varias veces. Yo tengo menos tiempo, pero no veo el momento de repetir la experiencia. Lo malo es el ir hasta allí, pero realmente merece la pena. Espero que el negocio les vaya bien, ya que está en un sitio de poca afluencia de gente pero seguro que vayamos por la zona, repetiremos.

Si te pierdes, pregunta por el Campo San Pedro
Localización: Carretera general, s/n – Villapedre
Teléfono: 985.47.22.07‎ (Sacado de internet. No estoy seguro de ello)
Parking: No. Pero hay sitio por los alrededores
Página web: No.
Precio: No lo recuerdo… Barato para la cantidad que es.
Coordenadas GPS: 43.54735, -6.70545


Ver mapa más grande

GD Star Rating
loading...

1 comentario

Añadir un comentario
  1. Con lo bien que estaba este sitio… buena comida, barato… Pues la experiencia que tuvimos con los nuevos dueños no fue igual. No sé si fue por el día que fuimos, que había un campeonato de futbol justo enfrente. Sólo tenían menú. Habiendo sólo eso ya podía estar bueno, pero la fabada que comí era la peor fabada del mundo. Salada y con compango malísimo. No era tocino, no sé qué era… callos?

    GD Star Rating
    loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Cachopo © 2009-2014