Categoría: Llanera

Cachopo en El Regueral, Llanera

El mejor Cachopo del mundo. Eso es lo que siempre se dice de los sitios que a uno le gusta. Qué poca objetividad… pero en este sitio se repetía tanto y tantas veces que decidimos probarlo. Es un cachopo que tengo en la lista de “recomendaciones pendientes” y también me lo han aconsejado en el trabajo. Detalles que sumando y sumando animan a uno a ir a probarlo.
Esta entrada la voy a hacer al revés. Primero hablo del cachopo y luego de lo demás. Atención que el detalle que tienen con los clientes no tiene desperdicio y es un punto muy importante a tener en cuenta.

El camarero no nos dejó pedir más de un cachopo (menos mal, queríamos pedir uno para cada uno). Decía que era grande, y para tres que éramos, era más que suficiente con los entrantes que tomamos. Siempre había tiempo de pedir más. Así que pedimos un único cachopo. Llegó en una bandeja, con todas las patatas por debajo ya que el cachopo y las patatas no cabían en un mismo plano. Pocas patatas para el gran tamaño del cachopo, pero no importó ya que la carne era muy tierna. Patatas de corte y fritura normal.
El tamaño habrá que darle la razón al camarero. Comimos 3 personas con los entrantes y quedamos bastante bien. Nada de estar fartucos y a punto de reventar pero tampoco nos quedamos con ganas de más. Tenía el tamaño perfecto. El rebozado era bueno, pero al que le gusta crujiente le aconsejo que coja las esquinas ya que por encima lleva una salsa de setas que lo estropea. Eso sí, el cachopo se convierte en jugoso en todos sus bocados. Aparte de la salsa, está recubierta de un montón de champiñones, que hace la delicia de aquellos a quien les pirre este hongo.
Relleno de jamón y queso, lo normal y tradicional, sin abusar de ninguno de los dos ingredientes pero con cantidad suficiente para deleitarse. El queso funde por los bordes, sobretodo al principio, cuando está más caliente.
Un pimiento para acompañar y acordarse de no hincharse al principio para degustar este cachopo. Realmente me gustó.
(más…)

El Cachopo © 2009-2014