Categoría: Navia

Cachopo de Menú en El Álamo

Cachopo_AlamoEn la carretera general, algo más allá de Tapia, exactamente en Rapalcuarto, nos encontramos con un restaurante de carretera llamado El Álamo. Se come muy bien aunque no es un sitio recomendable por mí para ir a comer cachopo. Pero por lo demás sí. Pedí un menú especial que constaba de cecina con queso, chipirones y cachopo, pan y postre incluido. Todo ello por 18€, pero sólo eso. Terminado el bollo de pan vino el camarero, muy atento, y me puso otro bollo. Ni lo toqué, pero me cobró 1€ por el bollo extra. Detalle que no me gustó nada… También cobró aparte la bebida. Al final resultó no ser tan barato el menú.

CachopoA_AlamoEl cachopo era pequeño, de ración. Viendo los entrantes que nos pusieron es normal ese tamaño. Es un único filete enrollado y relleno de jamón y queso. Jamón york gordo. Bien de queso. La carne bien en algunos tramos y en otros con demasiado nervio. Rebozado de huevo y aceitoso. Daba la impresión de que lo frieron en aceite a baja temperatura. El cachopo flotaba en aceite.
Al ser un filete doblado, la parte de la doblez era demasiada carne.
No creo que sea un plato estrella en este restaurante ni que mucha gente lo haya pedido. Daba la impresión de prepararlo para salir del paso. No recomendable.
(más…)

De nuevo en El Salón, Andés (Navia)

¡¡CAMBIÓ DE DUEÑOS!! Ver comentarios abajo del todo

Para los que no oyeron hablar de El Salón, pueden visitar la entrada en donde fuimos por primerra vez pinchando AQUÍ, y el que no oyó hablar de Andés (con tilde en la ‘e’, que sin tilde es una cordillera montañosa situada en América del Sur) pues que sepa que es un pueblo pegado a Navia. Si ya no oiste hablar de Navia, pues es un pueblo asturiano situado al occidente en donde los romanos separaban la tierra Astur con la galaica mediante al Navia Fluvius. Si ya no sabes quienes fueron los romanos, mal vamos.

Esta vez pedimos de entrantes las croquetas, que ya no pongo foto pues la puse en la anterior entrada. Sólo decir que la cantidad de croquetas fue mayor. De sabor muy suave. Bien de rebozado. Excelente en cantidad. Caseras, por supuesto.
Como novedad pedimos queso camembert frito. Si el provolone está bueno, éste tendría que estar por fuerza aún mejor. No nos equivocamos. Cogen el queso camembert, lo rebozan a más no poder y lo sumergen en aceite. Cuando sale se ha formado una costra dura de pan rallado. Y así lo sirven, con un poco de compota de manzana y tostaditas para acompañar y mojar, si te apetece.
Fue el propio camarero el que nos enseñó a comer este plato. Se corta con cuidado la parte de arriba y se retira como si fuera una tapa. Luego se unta en el pan el queso fundido que está dentro. Realmente es una delicatessen. Algo muy rico y nada caro. Creo que fueron 8€ y hemos comido todos de él. Espero encontrar este plato en algún otro sitio, cosa que hasta el momento no puedo decir ya que fue el único sitio en el que lo encontré.
La compota de manzana le da un toque dulce al bocado y el queso fundido un toque suave y, por qué no decirlo, fundente. Realmente me entantó.
(más…)

Cachopo en El Salón, Andés

¡¡CAMBIÓ DE DUEÑOS!! Ver comentarios abajo del todo


Ale, nos vamos hasta Navia que hay familia y amigos. Uno en especial nos invitó a ir a probar el Cachopo de El Salón, en Andés, que cambiaron de dueño recientemente y hacen unos grandes cachopos, a la par que buenos. Aprovechando que volvimos al pueblo a ver a la familia, comimos en el Salón.
Yo ya comí varias veces ahí, pero con los dueños antiguos. Supuse que la comida sería más o menos igual.

¿Qué comer…? Bueno, éramos 3 a comer y uno de nosotros era un gran deportista con fama de buen apetito. Así que pedimos 2 cachopos y unos entrantes: Patatas bravas y croquetas. Gran error… pero no adelantemos acontecimientos.

En primero lugar nos traen las patatas bravas. Madre mía qué fuentada de patatas nos trajeron. Las patatas era como a mi me gustan: Cuadradas, grandes, crujientes por fuera y muy tiernas por dentro. Pero la cantidad me pareció exagerado. La salsa era casera. Me recordaba mucho al sabor del pixto que prepara mi madre, pero con un toque picante. No picaba en exceso pero sí se notaba un gusto alegre en todos los bocados. Muy ricas. Tanto que las que sobraron, que sobraron, las pedí para llevar. Las cenamos y seguían igual de ricas.
Al poco llegó las croquetas que, UF… qué fuentada de croquetas. ¿Normalmente, cuántas croquetas se ponen por ración? ¿10? ¿15? ¡aquí hay más de 20! eso sí muy ricas. Redondas y, lo peor de todo, grandes. No solo eran muchas, sino que eran enormes. Qué esfuerzo para comer… Pero de esto no sobró nada.
(más…)

Cachopo en La Villa, en Navia

Pues este sitio lo descubrimos paseando por callejuelas de Navia y mirando los menús. Nos llamó la atención este sitio por un postre, ya que mi novia está enganchada a las tartas de chocolate, vimos en la carta que tenían “Muerte por Chocolate”. Nunca lo oímos así que entramos para probarla, pero con algo delante, claro.

Yo hacía tiempo que no tomaba ni cachopo ni carne, así que lo pedí. A simple vista es algo muy raro… un cachopo cuadrado. Mientras lo comía ya me di cuenta que era un filete doblado por la mitad. La carne estaba muy tierna y las patatas bien; nada fuera de lo normal. El cachopo, a pesar de ser muy pequeño, estaba bastante jugoso. Lo consiguió esa salsa que estaba por encima de la carne que no llegué a saber de qué era, pero que estaba muy rico. Relleno de Jamón y queso, con un queso que se derretía y se mezclaba con la salsa. Y un pan delicioso, que apetecía limpiar los restos de salsa que quedaban del plato.
El cachopo era caro para la cantidad que vino. Acostumbrado a comer cachopos de tamaño industrial medido en hectáreas, uno que cabe en la palma de la mano deja mucho sabor de boca, eso sí, muy rico.
(más…)

Menú del día en La Magaya, Navia

Esto no es una gran entrada: No hay gran cachopo, ni gran chuleta. Ni siquiera salimos fartucos de ahí. Pero tenía ganas de ir y probarlo. La pena es la razón por la que empiezo esta entrada: No hay gran cachopo. Iba con la intención de comer una pedazo de Fabada Asturiana, con su choricín… con su morcila… pero finalmente decidí por pedir el menú del día.
Los camareros atentos y serviciales. Pedí mesa para no fumadores y no tenían, pero ellos mismos dijeron que tenían ganas de que llegara el año nuevo para prohibir fumar. No sé si era peloteo o lo decía de verdad, pero parecía sincero.

De primero pedimos arroz con costillas. Estaba bueno para ser lo que era: Arroz con costillas. Un buen plato de arroz… con costillas. No muchas, pero haberlas haylas. Muchos arvejos y un poco de pimiento. Las costillas estaban buenas pero pocas. El plato era un poco insípido; supongo que debido a la poca variedad de ingredientes. Lo bueno de este plato es que es ligero y rápido. El intestino lo agradece, y de vez en cuando también hay que pensar en él.

De segundo pedimos el filete de cerdo. Pues no hay muchas sorpresas. Nos llegó un filete de cerdo, que es lo que pedimos. El filete era grande y el rebozado me gustó: Muy crujiente. Las patatas eran buenas. No estaban saladas y estaban bien fritas. A mi me gustan menos crujientes y más gorditas, así que son las primeras que me he comido, aunque las crujientes no estaban aceitosas y se podían comer perfectamente. El filete, al ser solo un filete de cerdo rebozado, tambien era un poco insípido. Pero se pudo comer bien.

Como curiosidad personal: Me encontré en ese restaurante a un amigo de Gijón que hacía tiempo que no veía. Curiosidades de la vida.
La pena es que no fuéramos con más gente y pudiéramos comer con sidra, croquetas, un cachopo y quedar fartucos para toda la tarde. Pero bueno… para otra vez será. Sí… otra vez será, porque ser, será.
Queda pendiente, pues, el cachopo de la magaya y/o la Fabada.

Localización: Avenida Regueral, 9, 33710 Navia
Teléfono: 985.63.04.33
Zona Fumadoras: No, pero falta poco para la Ley.
Parking: Uf! no… a aparcar en el muelle que son dos pasos.
Página web: No.
Coordenadas GPS: 43.54051, -6.72466


Ver mapa más grande

Restaurante Cantábrico, Navia

Pues también es casualidad, que pasando varios días en una casita cerca de Navia, me encuentre por las calles de Navia con varios amigos de la Universidad. Preguntando por la calle nos dijeron que los mejores sitios para comer eran los 2 típicos del lugar (no recuerdo los nombres) pero están en la carretera principal. Entramos en uno y tardaron un buen rato en hacernos caso tras la barra. Finalmente nos dijeron que habría que esperar entre 15 y 20 minutos, con lo que les dijimos que no ya que esos 15 minutos se transforman en 45 rápidamente y estábamos muertos de hambre. Una compañera nos dijo un tercero: El Cantábrico. Lo buscamos y lo encontramos, así que entramos y pedimos para comer.

Éramos dos parejas: Mi novia y yo y un matrimonio amigo de cuando estudié en Madrid que vinieron de visita. Ellas pidieron mejillones y escalopines al cabrales. Muy rico y no pusieron ninguna pega. El guaje de ellos pidió croquetas para comer y puedo decir que realmente estaban buenas. Los escalopines eran gorditos y con mucha salsa. A mi novia le encanta el cabrales.
(más…)

El Cachopo © 2009-2014