Tortos en La Caleya (y cachopo)

GD Star Rating
loading...

“La Caleya” esos camininos estrechinos de la nuesa Asturies, enllenos de piedres y munches veces de maleza y felechos qu’escondien hestories d’amores nos pueblos, elli diben a cortexar les moces y los mozos pa tapase de los güeyos de la xente…, cuantes veces recorrien los nuesos güelos aquelles caleyes cola llechera y les madreñes pa dir a buscar la lleche”…

Así empieza la web de la Sidrería La Caleya, un sitio a donde ir a fartucase y tomar sidra asgalla. Y ahí fuimos con las amigas de mi novia. En la carta tiene poca variedad, pero todo con una pinta estupenda. se pidió de todo. Algo que pidieron pero que no tengo foto fueron una decena de tortos con queso cabrales y algo más que quedaron bien fartucos de tortos. Eran pequeños, pero no dejaron de ser 10.

Yo pedí para compartir con mi novia morcilla matachana, patatas 3 salsas y tortos de matachana con dulce y picadillo con huevo. Las patatas 3 salsas estaban bien, no muy abundantes, pero bueno… Más que en otros sitios… Lo malo es que mi salsa favorita, el alioli, traía bien poco. estaba muy bueno, pero no llevaba mucha cantidad. Las demás salsas estaban bien. Eso sí, las patatas eran de las que a mí me gustaban: Gordas y grandes. Por lo menos, solo por las patatas, mereció la pena.

La morcilla matachana estaba muy sabrosa. También le acompañaban alguna patata de la misma clase: Gordas y grandes. Pero a mí esto me gusta más acompañarlo de pan. El pan, como estaba tierno y crujiente, pude dar buena cuenta de él. Además, pedimos para beber sidra y entraba muy bien la morcilla acompañada de sidra.
Buena cantidad y buen sabor. ¿Qué más le podemos pedir a una morcilla matachana? No recuerdo el precio, pero sé que no era caro. De serlo, seguramente no pediríamos tanta variedad para comer.

Finalmente nos llegó los tortos. Tengo que decir que sólamente he probado los tortos una vez que los pidió mi novia en una feria. A ella le encanta. A mí no es que me entusiasme. Es una pasta hecha de maíz, con forma de torta (supongo que de ahí su nombre) y frita en abundante aceite. Uno de los motivos por el que no me entusiasma este plato es por la cantidad de aceite.
Como la morcilla estaba buena, no podía ser menos el torto de morcilla. Además tenía un poco de dulce de manzana y el contraste de la morcilla y el dulce se llevaban bien. Un trozo de huevo y todo pa’ dentro.
El picadillo estaba sequín, sin jugo, cosa que agradecí. De sabor también bueno. Aunque el torto estaba un poco aceitoso y no sé si fue por eso o porque no estoy acostumbrado a este manjar pero no tuve una buena digestión. Aún así mereció la pena.
Este plato rondaba los 10€. No lo recuerdo exactamente pero por ahí iba.

Otros compañeros pidieron otras cosas y a lo que tenía buena pinta le sacaba una foto.
Lo que mejor pinta tenía era el solomillo. Un buen solomillo acompañado de patatas y una ensalada. Las patatas como en todos los platos. Tierna carne y no tenía un precio desorbitado. Creo recordar que eran 14 ó 16€. Pregunté qué tal y me respondió que muy tierna. La verdad es que sí, era lo que mejor pinta tenía de lo que había puesto en la mesa.
También se pidió andaricas y media ración de llámpares. Demasiada comida aún para compartir entre dos. Eso es para compartir entre varios más. Tenía buena pinta y dieron cuenta de ello. Como sobró, se lo llevaron en un tapper, como debería de ser en todos los restaurantes.

Yo vi que tenían cachopo y pregunté por él, ya que era cachopo de Buey con queso de cabra y cecina. De tamaño me dijo que era un palmo aproximadamente y el queso de cabra era bastante fuerte. Su precio es de 19€. No me convenció así que no lo pedí pero lo pidió otro compañero y pude sacarle foto.
Efectivamente, el tamaño es como dijeron. No muy grande, pero claro, la carne era de buey y el relleno de casi lujo. No sé… me parece un cachopo de demasiada calidad como para ser cachopo. No me arrepentí de no haberlo pedido, pero me alegro de poder haberle sacado una foto.

El sitio es una sidrería que intenta ser muy tradicional. Todo en Asturiano. La carta es de comida asturiana y la gente muy de la tierra. No es un chigre (a lo que llamamos chigre, vamos) si no una sidrería bien decorada. La camarera muy atenta y todo bien presentado. Al parecer tienen “la otra caleya”. Es un sitio pequeño pero acogedor. Ideal para comer tortos si es lo que te gusta. No puede faltar la sidra pidas lo que pidas.

Localización: C/Arroyo 6. Cerca de Manuel Llaneza.
Teléfono: 984.39.51.54
Parking: No. Jodío de aparcar.
Página web: http://www.sidrerialacaleya.com
Coordenadas GPS: 43.53430, -5.66591
Descanso: Domingo


Ver mapa más grande

GD Star Rating
loading...

3 comentarios

Añadir un comentario
  1. La verdad es uno de esos rincones de los que no se piensa demasiado, cuando pensamos en un buen restaurante solemos tirar para el centro, inconscientemente a la parte mas adinerada de la ciudad.

    Sin embargo, La Caleya es para mi uno de los mejores restaurantes de la ciudad y desde luego el mejor en tortos con picadillo y cabrales. Y el ambiente, relajado y organizado. He de decir que esta sidrería esta completamente dirigida y llevada por mujeres, así que todo tiene ese aspecto limpio y cuidado, tan de casa de mamá.

    Un placer para los sentidos!

    GD Star Rating
    loading...
  2. Ya he visto que está en Gijón, lo iba a preguntar jajaja.
    Tengo ganas de comer tortos, tendré que hacermelos en casa. Yo creo que ese cachopo de queso de cabra y cecina tiene que estar muy sabroso, yo lo hago con una loncha fina de buen jamón del pais, queso manchego tierno y pimientos del piquillo y está para repetir y repetir, mira que me gusta ese plato…
    Cuando vuelva por Asturias preguntaré por la morcilla también.
    Saludos!

    GD Star Rating
    loading...
  3. Todo muy rico, los tortos no los he probado aun, a ver si los pido la próxima vez que pase por Asturias…

    GD Star Rating
    loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Cachopo © 2009-2014