Etiqueta: setas

Vuelta a Las Ruedas, El Berrón, Siero

Hace casi 3 años que fuimos a este sitio y, como quedamos con buen sabor de boca, decidimos volver. La anterior entrada la puedes encontrar pinchando AQUÍ. El sitio parecía algo cambiado. No mucho, pero sí algo. Hablé con el dueño y resulta que ya no están los mismos con los que estuve la anterior vez. Es más, son los terceros dueños desde entonces. Hablamos del cachopo y los anteriores dueños habían cambiado la receta, muy mal por su parte, pero ellos recuperaron la receta original y fue su mejor acierto. También mejoraron mucho la carne, aunque esto llevó a un incremento en el precio. Pero merece la pena.

Cachopo_LasRuedasVimos varias clases de cachopo, como la primera vez, y nos decidimos por el Cachopo Las Ruedas. 24€, pero recuerdo que era enorme (cerca de 40cm) y para comer 4 con entrante, es más que suficiente.
La carne nos pareció muy buena, tierna y sin nervios. Se masticaba muy bien. Estaba relleno de setas, pimiento, jamón y queso. Cubierta con una capa de salsa de carne. Hay gente que no le gusta la salsa por encima. Éste cachopo no es de esos que es todo salsa. Tiene la cantidad justa para hacerlo más sabroso y jugoso pero sin acaparar sabor ni hacer que los ingredientes floten. Esta cantidad es la justa para mí.
(más…)

El (nuevo) cachopo de ‘El Celorio’, Gijón

Visto la disputa generada en la entrada Sr. Cachopo, El Celorio pensé que era momento de pasarse por ahí, pero he descubierto (en realidad me lo han dicho) que Omacatladas ya fue y expuso su experiencia, así que, pidiéndole permiso, por supuesto, pongo su entrada:

Vamos a derribar un mito, a echar por tierra eso de que “no hay segundas partes buenas”.

Uno de los mayores templos cachoperos de Gijón ha vuelto a abrir sus puertas tras cambiar de dirección. Ya alabé hace unos meses a la sidrería ‘El Celorio’, con uno de los sanjacobones más inmensos conocidos a este lado de Pajares. Durante unas semanas saltó la alarma, estuve un poco tenso porque muchos me transmitisteis vuestro temor de que hubiera cerrado. Pero no, sólo era un traspaso, y ‘El Celorio’ ha vuelto sin perder sus señas de identidad: buen pescado fresco y, sobre todo, un cachopo inmenso.

Ya veis que no cabe ni en la foto. El cachopo de la anterior época de ‘El Celorio’ era descomunal y grueso, el que propone la nueva dirección es más largo, igual de ancho, pero más fino. Pero ojo, que eso no supone ningún problema.

El relleno es poco equilibrado, que es sinónimo de “bien podría tener el triple de queso”. Pero bueno, en proporción con el grosor y la calidad de la carne de ternera, es perdonable. Como véis en la foto de aquí arriba, la guarnición es decente, el tener patatas fritas que no sean congeladas hoy en día me hace llorar de la emoción, en serio.
(más…)

Tapeo en El Puente Romano… desastroso… y caro!

Una compañera vino a El Puente Romano hacía unos pocos meses y me dijo que el alioli estaba como a nosotros nos gusta: Un poco fuertecito. Como nos apetecían patatas, decidimos ir.
Mal momento para ir. Estaba tan lleno que creímos que no íbamos a tener sitio. Pero nos hicieron un hueco y pudimos sentarnos a cenar. Fue la cena más ruidosa que recuerdo. Tanta gente hablando y gritando a la vez… apenas nos oíamos. Cenamos a gritos pero podría ser buena señal, no? (curioso… todo el mundo tomaba sidra y nadie cenaba…)

Tomamos croquetas como primero. Llegó una fuente con 10 croquetas. No estaban mal, a mi por lo menos me gustaron. Calamares frescos, que vinieron en una bandeja metálica con un trozo de limón. No entusiasmó a la gente, al igual que las croquetas pero a mi me prestaron. Por lo menos no eran las rabas que te venden en otros sitios a precio de calamar. Su textura era dura y tierna a la vez.
(más…)

Cachopo en Casa Carmen, la Arena

Hoy fuimos por recomendación de una amiga que había ido el día anterior a comer allí, así que llamé a unos amigos y fuimos. El sitio es una sidrería normal situado en la calle manso, al lado del gimnasio que hay al lado del telepizza. Entramos y pedimos una caña mientras llegaban todos los comensales. Al cabo de cierto tiempo, llegaron y pudimos comer. El dueño es una persona muy amable. Al marchar estuvimos un rato hablando con él y nos contaba anécdotas, como que había una pareja que venía de Madrid y siempre iban a su sidrería a comer el cachopo. Es una buena costumbre, si. Y a tomar sidra!

Como siempre, hubo entrantes para compartir. Pedimos una ensalada tropical, chipirones a lo pobre y morcilla matachana. La ensalada fue novedad para mi. Nunca había probado una ensalada dulce, con frutas y salsa que no sabemos de qué era, aunque pensamos que era de yoghurt. Llevaba piña, manzana, melocotón o mango (yo creo que era mango, otros que melocotón) y todo ello con lechuga y tomate. Yo eché de menos la cebolla y el sabor del vinagre, pero estuvo bastante bien. Novedad rica.

Una compañera pidió chipirones a lo pobre y trajo una fuente que no nos lo creíamos todavía. Preguntamos si todas las fuentes son así de grandes y dijo que sí, que en ese sitio reina la abundancia en la comida. Así que a comer se ha dicho. Parecía un revuelto de chipirones con patatas muy jugosos. En la foto parece el plato más pequeño, pero es por el ángulo de la fotografía. Si hubiera sacado la foto más vertical se hubiera visto mejor el tamaño.

Y al poco, la matachana. Riquísima y deliciosa. Las patatas que lo acompañabas estaban deliciosas, aunque un pelín saladas. Muy buenas, tanto como la matachana, que estaba de rica… Y en buena cantidad. Muy jugoso, muy rico… la típica matachana que luego pasas el pan por todos sitios para que no quede ni la más pequeña marca de que haya estado ahí algo de comida rica. ¡Deliciosa! Nota mental: Pedir de nuevo.
(más…)

Llantares de Mar, Ribadesella

Este día decidimos ir con la familia a Covadonga. De la que marcsamos de allí pa casa, mi padre buscó restaurantes para poder comer por la zona. Le gustó este que se llama “Llantares de Mar”, en Ribadesella, así que como le gustó, fuimos.
La primera impresión es un dolor en la cartera… 18€ por un menú. Eso sí, de 3 platos. 19€ si se toma café ¬¬

Yo pedí Cordero, pues al día siguiente tenía pensado comer cachopo en otro sitio, y mi hermana un hermoso solomillo. Son de estas comidas que las ves y te dan ganas de reir, pero cuando ves lo que cuesta, no te ríes tanto. Mucho protestó de lo pequeño que era pero tampoco pudo acabar el solomillo. Yo menos mal que no pedí el menú. Según me dijeron, la fabada con marisco no estaba buena. Los otros platos al parecer sí. Tiene pinta de ser muy especializado en Mariscos y pescados. El servicio mal… Tardaron en atendernos y tuvimos que pedir la cuenta 3 veces. Me refiero al servicio de camareros, pues el servicio de mexar era enorme, muy limpio y amplio wáter. Tenía pinta de estar preparado para minusválidos. Me llamó la atención la hoja de limpieza del baño. Estaba firmado para ese día a las 19:30 de la tarde y eran las 15h!! en mi trabajo la limpiadora firma justo al acabar de limpiar y no antes. También me llamó la atención que la hoja de las firmas estuviera enmarcado. Debe de costar más trabajo quitar el marco para firmar, que la limpieza del baño en sí.

Al rato vino un camarero y me dijo que no podía ser el cordero, así que pedí el cachopo. No tenía pinta de ser muy caro, sobre 14€, así que lo pedí. Tardaron bastante por no decir que tardaron mucho. Cuando llegó mi comida, mis padres ya habían comido 2 de los 3 platos. Había muy poca coordinación, pues cuando ya casi estaba acabando lo mío, llegaron lo de ellos.
El filete era un buen filete de ternera. Estaba relleno (más…)

El Cachopo © 2009-2014