Etiqueta: patatas bravas

Cachopo en El Regueral, Llanera

GD Star Rating
loading...
El mejor Cachopo del mundo. Eso es lo que siempre se dice de los sitios que a uno le gusta. Qué poca objetividad… pero en este sitio se repetía tanto y tantas veces que decidimos probarlo. Es un cachopo que tengo en la lista de “recomendaciones pendientes” y también me lo han aconsejado en el trabajo. Detalles que sumando y sumando animan a uno a ir a probarlo.
Esta entrada la voy a hacer al revés. Primero hablo del cachopo y luego de lo demás. Atención que el detalle que tienen con los clientes no tiene desperdicio y es un punto muy importante a tener en cuenta.

El camarero no nos dejó pedir más de un cachopo (menos mal, queríamos pedir uno para cada uno). Decía que era grande, y para tres que éramos, era más que suficiente con los entrantes que tomamos. Siempre había tiempo de pedir más. Así que pedimos un único cachopo. Llegó en una bandeja, con todas las patatas por debajo ya que el cachopo y las patatas no cabían en un mismo plano. Pocas patatas para el gran tamaño del cachopo, pero no importó ya que la carne era muy tierna. Patatas de corte y fritura normal.
El tamaño habrá que darle la razón al camarero. Comimos 3 personas con los entrantes y quedamos bastante bien. Nada de estar fartucos y a punto de reventar pero tampoco nos quedamos con ganas de más. Tenía el tamaño perfecto. El rebozado era bueno, pero al que le gusta crujiente le aconsejo que coja las esquinas ya que por encima lleva una salsa de setas que lo estropea. Eso sí, el cachopo se convierte en jugoso en todos sus bocados. Aparte de la salsa, está recubierta de un montón de champiñones, que hace la delicia de aquellos a quien les pirre este hongo.
Relleno de jamón y queso, lo normal y tradicional, sin abusar de ninguno de los dos ingredientes pero con cantidad suficiente para deleitarse. El queso funde por los bordes, sobretodo al principio, cuando está más caliente.
Un pimiento para acompañar y acordarse de no hincharse al principio para degustar este cachopo. Realmente me gustó.
(más…)

Cachopo Normal en Les Ruedes

GD Star Rating
loading...
El título dice que es un Cachopo Normal. ¿A qué me refiero? Pues a que en ese restaurante hay varios cachopos: El normal de Jamón y queso, el de cecina y queso cabra y el especial Les Ruedes. Del Especial Les ruedes ya hablé en otro post y puedes recordarlo pinchando AQUÍ: Un cachopo bien completito.
Normalmente solemos pedir un cachopo para compartir y algún entrante, pero esta vez no sabía porque fui con un amigo Gallego que vive en Madrid y vino en visita sorpresa, con lo que el cachopo fue cachopo sorpresa. La camarera nos decía que el especial era mucho si pedíamos algún entrante (doy fe) y entonces pedimos unas patatas con salsa brava y salsa alioli y un cachopo normal, aunque quedé con ganas del menú del día, que no estaba nada mal.

Esta vez sí que lo pensé: ¡¡¡Se acabó la crisis!!! Por fin pusieron un buen plato de patatas y una gran cantidad de salsa. Tanta salsa que sobró mucha al terminar las patatas y pudimos rebañarlo gustosamente con pan. La salsa brava era un poco suave. No picaba en exceso ni en defecto. Tenía un toque bueno para saborearlo y que no estropee el sabor de los demás platos. Del alioli podría decir lo mismo: Muy suave, pero tampoco tan suave como para decir que es sólo mayonesa como nos ocurrió en otros sitios. Tienen el punto exacto para poder comerlo y después poder comer más cosas y no mezclar sabores. Las patatas no eran muy especiales. Eran patatas fritas normales, poco hechas. Eché de menos unas patatas mejor fritas y, sobretodo, más gruesas. Se rompían al pinchar en ellas, aunque eso puede ser debido a la cantidad de salsa. Aún así, no le pongo más quejas y me quedo satisfecho con las patatas.
(más…)

El Muñó, Ay Muñó

GD Star Rating
loading...
Ya cansados de tanta patatada 3 salsas y que nos traigan un platito con 4 patatas mal puestas, con unas salsas insípidas y encima caro, decidimos ir al Muñó. A por las patatas, las costillas y a por las natillas caseras tan ricas. también vimos que tenían cachopo. Preguntamos y nos dijeron que el tamaño es depende del día, pero que normalmente es del tamaño estándar del filete. Como no nos convenció pedimos lo que íbamos a comer.

Así que fuimos de cabeza: Patatas 3 salsas y costillas. Aunque vista mejor la carta, nos decantamos por una parrillada.
Nos quedamos un poco decepcionados por las patatas 3 salsas. Juraría recordar una fuente mayor, con miles de patatas. Una fuentada que quedábamos saturados de patatas 3 e incluso 4 personas. Unas salsas riquísimas que bañaban bien todas las patatas. Un alioli que estaba algo fuerte, con buen sabor a ajo y una salsa brava, brava de verdad. Pero nos trajeron un plato que juraría que es más pequeño con salsas pero que no estaban tan sabrosas como las recordábamos y de cantidad bastante menor. Estoy mirando y comparando las fotos y no parece tan exagerada la diferencia. ¿Será que íbamos con una idea preconcebida? Yo recuerdo la abundancia y me decepcionó el platito que nos trajeron. Y no sólo a mí, sino a todos los que ahí estábamos. Se pueden comparar las fotos con los de la otra entrada. De todas formas dimos buena cuenta de él. Pero mirando y mirando bien la foto puede que sí: Imagen preconcebida de la cantidad de patatas. Por lo menos la fuente parece la misma. Dudo que hayan comprado una fuente algo menor. ¿Cantidad de patatas? puede ser que sean menos. La descripción que dije de aquella es que “son muchas patatas para 2 si se piden más cosas.”. Ahora diría lo contrario.
(más…)

Casa Carmen Vs Rincón de Milio

GD Star Rating
loading...
Durante un par de días fui a estos dos sitios y ahora caigo en la cuenta que he pedido más o menos lo mismo, así que voy a hacer un duelo.
En los dos he pedido calamares frescos y patatas con salsa (brava en un caso y alioli en otra). Aunque en Casa Carmen he pedido también matachana no voy a hablar de ello pues ya lo he hablado en otra entrada.

Casa Milio (con flash)

L

En Casa Carmen

os calamares están muy buenos en los dos sitios y sirven de forma abundante. No son de aros y están durillos. Realmente se notan que son frescos. En uno parecen que hay menos cantidad porque lo ponen en plato más grande. La imagen engaña un poco. Están muy bueno como acompañante y es digno de pedir en cualquiera de los dos sitios. Saben algo distinto pero no soy capaz de decir cuál de los dos sitios es el ganador, aunque igual me inclino por Casa Carmen un poco, pero poco. Queda en empate y es recomendable en cualquiera de los dos.

Ali Oli en el Rincón de Milio

L

Bravas en Casa Carmen

as patatas son buenas patatas en los dos sitios. En Casa Carmen hemos pedido patatas bravas. Nos llegó una fuente de patatas bastante abundante. La salsa estaba hecha a base de tomate triturado y supongo que cebolla, pimientos y especias. No picaba nada a no ser que te toparas con un trozo de guindilla, pero en sí, la salsa no picaba. Nos pareció muy abundante para dos personas, aunque aquí ya estamos viendo que todo es abundante.
En el rincón de Milio hemos pedido patatas alioli. A mi me gusta más esta salsa y cuanto más sepa a ajo, mejor. En cambio, en este sitio no sabía nada a ajo. Más bien parecía solo mayonesa. De cantidad es algo menos que el Casa Carmen, pero aún así era una buena cantidad. Las patatas también eran buenas y estaban bien fritas.
En conclusión, los dos sitios aprueban en cantidad y calidad de las patatas pero suspenden en las salsas elegidas. El motivo es porque las bravas no eran bravas porque no picaban y las alioli no sabían más que a mayonesa.

A pesar de que esta vez fue de picoteo, ya hemos ido recientemente a comer a estos sitios. Si te gustaría recordarlos o conocer lo que comimos, así como los teléfonos, localización, etc., los enlaces son los siguientes:
Cachopo en Casa Carmen, la arena
El rincón de Milio

Cachopo en Parrilla TorreMar, La arena

GD Star Rating
loading...
torremar15 de Febrero de 2010, plenos carnavales de Gijón. Estaba con mi novia mirando la cabalgata cuando llegó un momento que me aburría mucho y empecé a pensar en cenar. Acabada la cabalgata pensé en ir a una parrilla que quedaba cerca para comer, en principio, unas patatas y calamares. Entramos y nos sentamos cuando empezamos a hablar de comer también un cachopo. Hala, venga! a ponernos como deficientes una vez más. Finalmente nos pusimos de acuerdo y pedimos los entrantes anteriormente citados: Patatas Bravas y calamares, de plato principal decidimos el cachopo pero para compartir. Para bien o para mal, es lo que pedimos. Aunque el camarero nos dijo al final que era mucho, cosa que le sentó mal a mi novia: “¡podía haberlo dicho antes de pedirlo!”. En la carta ponía “San Jacobo” pero como estaba en la parte de carnes, pregunté al camarero si es un San Jacobo o un Cachopo. Fue a preguntar al cocinero y me dijo que era San Jacobo: Carne relleno de queso. Yo le dije que el San Jacobo no tiene carne, es tan solo jamón y queso rebozado y el cachopo sí lleva carne. Vi que empezaba una discusión ya que no admitía mis argumentos y lo zanjé rápidamente: “¿Es carne rellena de queso? pues apunta una”.

Lo único que me desagradó es que nos vino las tres cosas por separado. Me hubiera prestado más que vinieran los calamares y las patatas juntas, pero bueno, qué le vamos a hacer. En primer lugar nos trajeron las patatas bravas. La forma y el tamaño es como a mi me gustan. Nada de patatas precocinadas y congeladas. Aunque un poco más fritas no estaría de más. Aún así estaban buenas. Eché de menos las patatas AliOli. En esta parrila no tienen. La salsa un poco suave para mi gusto. Aunque una parte picaba mucho. Debió ser donde estaba la guindilla. Pero solo una parte. Más bien parecía una salsa de tomate con un regusto a Brava. (más…)

Parrilla Muño. el de El Coto

GD Star Rating
loading...
arroz_munoEl muño… ese clásico al que todos fuimos en la guía. Recuerdo en mis tiempo de mozo que iba a tomar caldos de gallina o de marisco cuando no teníamos clase en el instituto de “El Piles”. Pero un día cerró. Ahora se llama “La estancia”. También fuimos, pero eso lo comento en otra entrada.
El Muño sigue teniendo las puertas abiertas pero en la otra obicación, es decir, en el Coto

Ahí no hay cachopos, así que compramos la otra delicia de la naturaleza: Las costillas. En este caso sólo éramos tres a comer, así que pedimos una sola ración de Costillas y algo más para picotear como patatas en salsa brava, patatas en salsa Alioli, croquetas… y creo que nada más. (más…)

El Cachopo © 2009-2014