Etiqueta: matachana

Casa Julio, Gijón

Cachopo_CJulioRestaurante que descubrimos por casualidad y que entramos principalmente porque teníamos mucha hambre y porque estaba lleno de niños pequeños. Como también era nuestro caso, entramos. El recibimiento es caluroso y están pendientes de que todo esté correcto. Tienen una semana del cachopo que debe de estar durando meses, pero no es una queja, es más una anécdota. Tiene gran variedad de ellos y precios razonables más o menos, aunque pueden llegar a ser muy pequeños. Nosotros pedimos el cachopo de setas. A primera vista nos pareció pequeño. Demasiado pequeño. habíamos preguntado si el cachopo de setas llevaba carne o eran setas rellenas. Nos dijeron que llevaba carne pero al verlo no parecía eso. Resulta que es un cachopo hecho de un filete, jamón, queso y seta encima. De rebozado bien, sabor bien… lo malo es el tamaño. Demasiado caro para ese tamaño y poca carne. Menos mal que pedimos otros platos. No repetiremos ese cachopo. Bien adornado con vinagre de módena y ensalada. Pocas patatas. Por el tamaño y los adornos parece un cachopo de autor.
Patatas_CJulioPatatada_CJulioTambién pedimos unas patatas para ir abriendo apetito (Ahora no escribo según nos llega los platos. Empiezo por el cachopo y sigo con lo demás). Las patatas están bien pero la salsa debe de ser de bote. Tiene una textura como la mayonesa recién sacada de bote y un color demasiado blanco. Aunque de sabor está bien. Tiene sabor a ajo, pero artificial. Las demás salsas nos dio la misma impresión. Nada casero.
(más…)

Cachopos en El Arroyo, en el Llano

crudo2_Arroyo¡Por fin! Después de varios sitios y varios fracasos, por fin dimos con un sitio muy bueno. No es un restaurante de lujo ni tampoco uno que esté muy a la vista. Más bien es un sitio pequeño, en una bocacalle pedido por el centro de Gijón. Es un lugar pequeño en el que no caben muchas personas y creo que sólo está el que nos atendió: Un chico joven. Y una chica en la cocina.
Ya habíamos hablado con él el día anterior y le habíamos avisado que íbamos a ir ese día un montón de personas y que íbamos a pedir varios cachopos. Así que los tenía preparados para la hora que llegamos e incluso nos lo enseñó.

Cachopo_ArroyoEn la carta hay varias clases de cachopo y todos ellos comparten varios factores comunes: Una excelente carne (con buena textura, tierna y con buen sabor), un buen relleno (aunque cada cual tenía su miga) y un buen rebozado (crujiente y bien frito). Todo ello sobre una manta de patatas fritas.

Cachopo de Setas, el Arroyo, el normal, el italiano, la Peral y el de Cabrales. Estos son los cachopos que hemos probado. Creo que éramos 10 personas.
El cachopo normal es el más normal de todos, valga la redundancia. Carne rellena de Jamón y queso. Es el que menos éxito tuvo ya que habiendo donde elegir, siempre elegíamos otro con más sustancia. Clásico donde los haya.
cachopo2_ArroyoCachopo de setas y queso la peral. Tuvo más éxito que el normal pero menos que el resto de cachopos. Relleno de setas aparte de queso. Muy Novedoso, como reza su carta, rico y posible cachopo para repetir.
Cachopo Arroyo, de jamón, queso y salsa. Posiblemente el mejor de todos. No sólo está bueno por sus ingredientes sino también por su salsa que nos encontramos que está por dentro en vez de por encima. No sé realmente de qué es la salsa pero sí sé que estaba muy buena y que hacía que el cachopo lo hacía más sabroso, tierno si cabe y jugoso.
porcion_ArroyoCachopo Italiano. Relleno de Jamón York, mozzarella y tomate natural. Un cachopo bien extraño que no pude contenerme para pedir. También lleva algo de orégano. Como todos, estaba tierno y el tomate natural hacía que fuera jugoso sin necesidad de salsa. Dejaba un regusto a pizza muy rico. Sin duda, creo que es el que repetiré junto al Arrollo.
Cabrales: Relleno de Queso cabrales (sí… lo sé…) y excelente para los amantes del susodicho queso.
Queso la Peral: Con ese queso que tanto gusta a algunos. Con setas, pasa dar más sabor

A parte de estos cachopos también tienen más variedades. Pongo un listado con los comentarios del dueño:

  • Cecina y Queso cabra (el de moda): 2o€
  • Jamón, queso y cabrales (Arriesgado): 19,50€
  • Como queráis vosotros (al gusto 3 ingredientes): 21€
  • Jamón y queso (normal): 18€
  • Jamón, queso y salsa (Arrollo): 19€
  • Jamón, setas y queso la peral (Novedoso): 19€
  • Jamón York, mozarella y tomate natural (italiano): 17,50€

(más…)

Celorio, otra vez, pero un poquito mejor

Por si no recordáis el Sr. Cachopo del celorio, os dejo el enlace. Pincha AQUÍ. Un Señor Cachopo, sí señor. Además fue el primero de los pocos que vimos que tenían media despensa dentro del cachopo. Pues resulta que nuestra compañera vio un cartel que ponía “Prueba nuestro cachopo de cecina” y… ¡jo! cualquiera se resiste a un cartel así. Así que al sábado siguiente quedamos y fuimos a probarlo. Antes de pedir preguntamos cómo está el cachopo de cecina y dijo que “un poco mejor que el normal” aunque, evidentemente, para gustos, ya que hay gente que lo prefiere con verduras. Cuando nos lo sirvió y vino a preguntamos que tal, respondimos que “un poco mejor que el normal” y no como burla, es que es verdad. A mi me pareció un poco mejor que el normal.

Pedimos morcilla matachana y criollos para picar antes del cachopo. Íbamos a pedir un semáforo o patatas 3 salsas porque sabíamos que en ese lugar ponen abundantes patatas, muy gruesas y de las que más me gustan, pero el cachopo lo sirven con patatas en abundancia así que preferimos no saturarnos de extras y guardar el hambre para lo importante. De ahí que pedimos morcilla y criollos. No nos salió bien la jugada porque nos llegó dos platos con muchísimas patatas. ¡Qué le vamos a hacer! A las patatas les echan poca sal, con lo que están un poco sosas, pero solo poco. En parte se agradece porque así tiene más sabor a lo que acompañe y también se agradece porque no es bueno para la salud mucha sal.
(más…)

De tapeo en la Sidrería el Espumeru, la Calzada

Hoy salimos con unos amigos, bueno… con los que siempre salimos a comer, pero ahora no fuimos a comer pues los hay que tenían exámenes y otros trabajaban por la mañana al día siguiente, así que una pequeña vuelta y para casa.
Fuimos a la sidrería de la Calzada El Espumeru a tomar sidra, poca, y a picar algo.
Seré breve, pues mucho no hay que contar.
Comimos patatas con tres salsas. La fuente traía pocas patatas, aunque vimos sitios peores, y para mi gusto las patatas estaban fuertes y muy fritas. Pero las salsas estaban bien. El alioli estaba bueno. No era de los mejores, pero para acompañar la sidra sí que valía. La brava era muy brava.

Los calamares estaban demasiado blandos. Ahora se está poniendo de moda los calamares muy blandos. Por lo demás, bien. Tan solo la textura.
La morcilla matachana parecía recalentada, pero estaba buena. No era muy fuerte pero estuvo bien. Se rebañó bien la cazuela con el pan que nos dieron.

Como novedad pedimos pollo al ajillo. Hacía mucho tiempo que no lo comía y me prestó mucho. Había buenos trozos y dieron para los cuatro. Igual lo pido en otro sitio o me animo a hacerlo en casa, aunque queda demasiado tufo en casa.

La sidra estaba buena. Y aunque el sitio tenían cachopo no lo pedimos, pues de noche no sienta muy bien. Al fin y al cabo tan solo era dar un paseo, comer y beber un poco y no abusar.
Un buen sitio para tomar algo y picar, si procede.

(más…)

Los Manjares, Again

Esta entrada es un complemento de la entrada Peazo Cachopo en Los Manjares, ya que el sitio nos gustó tanto que quisimos repetirlo. Es el cachopo que tenía jamón por dentro y jamón por encima y que a todo el mundo que se lo comento quedan con la boca abierta. Pues esta vez repetimos y no quedamos decepcionados. También aprovechamos a que hacía buena tarde a quedarnos en la parte de fuera del restaurante y jugar a las caras o a algún juego de mesa mientras tomábamos el café y los chupitos.

Esta vez pedimos de primero Croquetas y, como no, morcilla Matachana. Las croquetas eran de gran tamaño. Circulares y en gran cantidad. Nos vinieron en un plato con mucha ‘solapa’ (o como carajo se llame eso) y con muy poco parte útil del plato (que es la hendidura) en comparación con la solapa con lo que hacía que la comida parecía infinitesimal. Pero en cuanto te acercas y lo ves bien, te das cuenta de que no es así. Las croquetas son de gran tamaño, con un rebozado fino pero bien frito. Se deshace en la mano de lo fino que es pero también es porque el relleno es también poco viscoso. Se come bien con el tenedor. La textura del relleno es muy suave y los trozos de jamón no eran trozos gordos, sino trozos que parecían recién cortado. Finos trozos y abundantes. No hay que ser un genio para darse cuenta que eran croquetas caseras. Decoradas con perejil espolvoreado que parece pijada pero queda muy bien.

Seguido de las croquetas nos llegó la morcilla matachana. Muy rica y sabrosa. Se acompañó de una patata cocida pero que no triunfó mucho. Preferimos acompañar la morcilla con el rico pan, crujiente y recien cortado que acompañaba a cada plato.
Seguramente que si vuelvo a este sitio, la morcilla y las croquetas son dos de los entrantes que pediremos.

Y finalmente el cachopo. Tal como lo recordábamos. No hay mucho más que decir ya que me explayé bastante en el anterior post. Pongo la imagen para que se vea la diferencia. La otra vez habíamos pedido más de 20 cachopos (por eso debía de tener el jamón sudado) y esta vez tan solo pedimos dos, con el jamón intacto.

Teléfono, dirección, coordenadas GPS y demás, en el siguiente link: Peazo Cachopo en Los Manjares

Cachopo en Les Ruedes

Hacía un calor de órdago y estábamos tomando algo fresquito mientras hacíamos tiempo hasta la hora de comer. Lo malo es que en el merendero donde estábamos empezaron a preparar comidas y nos entró un hambre atroz solo con su olor. Lo meditamos y nos fuimos a comer algo, y como estábamos cerca del infanzón, pues fuimos a les ruedes a probarlo.

A pesar de estar perdido en el monte y alejado de la mano de Dios tenía bastante gente. Pedimos una morcilla matachana y un cachopo para compartir. Tenían dos clases de cachopos: Uno normal de jamón y queso por 16€ y el especial Ruedes por 20€. El especial estaba relleno de jamón, queso, espárragos, champiñones y pimiento.
La morcilla fue prescindible. De sabor estaba bien, pero se notaba a la legua que estaba recocido ya que estaba demasiada seca. Tenía una costra externa insípida que se deshacía nada más tocarlo. Muy seca y por culpa de ello se desintegraba formándose arenilla y siendo imposible de untar en el pan. Las patatas estaban buenas y la morcilla seguramente lo estaría de no estar rehecha. La presentación fue buena, a pesar de parecer un zurullo, y en una cazuela de barro que mantiene mejor el calor. Otro punto en contra es que como no está recién hecha, el calor se le fue enseguida.

De segundo vino el cachopo. Debo decir que nos sorprendió mucho el enorme cachopo que nos llegó, sobretodo por ancho. En la mesa de al lado había unos franceses que se acercaron a nosotros y nos preguntó qué era eso. Después de explicárselo nos dijeron aliviados que ellos habían pedido escalopines y tenían miedo que fuera aquello. De vuelta al cachopo lo partí y pude comprobar que tenía una importante capa de rebozado, muy crujiente, eso sí, pero que no llegué a saber de qué era. Huevo quizás. Pero lo curioso es que el rebozado no tocaba la carne, sinó que había una cámara de aire entre el rebozado y el trozo de vacuno. Aún así estaba bueno.
(más…)

Página 1 de 212
El Cachopo © 2009-2014