Etiqueta: alioli

Cachopo en Casa Carmen, la arena. 6 años después

Como dice el título, volvemos 6 años más tarde. Han cambiado los dueños, la cocina, la decoración… Y puedo decir que a mucho mejor. Si tuviera que resumir este sitio con una palabra, sería “casero”. Buen trato al cliente, aconsejan bien y si sobra, te lo llevas para cenar.

Son especialistas en cachopos y sólo hay dos tipos: El de Jamón y queso y el de cecina con queso de cabra. Lo ideal, ya que en otros sitios hay muchas clases de cachopo y al final no merecen la pena o son mezclas demasiado exageradas. Sólo dos, pero de diferente tamaño. Está el individual, el de para dos personas y el XXXL.
Nosotros probamos el individual y el de para dos personas y son suficientes para dos personas y para 3 ó más, respectivamente (siempre contando con algún entrante).
El cachopo es fino, muy fino. Su carne es los más finos que he probado nunca. Pero eso no quita que esté malo. Es un cachopo grande y fino, con lo que viendo su relleno, tamaño y calidad, lo califico de “equilibrado”. No marchas de ahí con una gran fartura de esas que te estropean toda la tarde, pero sí marchas bastante bien. El relleno es también equilibrado. Sabes que están ahí todos los ingredientes pero ninguno en exceso. Falta un poco de queso para mi gusto, pero esto es algo que digo en el 99% de los cachopos que comí (me encanta que sangre queso). La carne es muy tierna y se mastica muy bien, al igual que su relleno.

El rebozado es crujiente, adherido a la carne y con sabor agradable. No lo convierte en un plato pesado ni aceitoso.
El jamón y el queso son también suaves. Lo ideal para que no roben protagonismo al plato en su conjunto. La cecina y queso de cabra son también muy buenos, pero la cecina sí roba algo de protagonismo. Se nota que es buena cecina, y como tal, tiene buen sabor y potente. Ese cachopo sabe bien a cecina para la delicia de los amantes de este embutido. Enmascara un poco el sabor del cachopo pero lo realza si es que vas buscando ese sabor.
El cachopo está bien frito. Al ser fino es difícil que quede poco hecho. El aceite es bueno y poco usado, sino nuevo. No está aceitoso ni tiene otros sabores más que el del cachopo. Quizás, al ser tan fino, mantiene poco el calor y el queso no aparezca fundido. Pero a su favor decir, que aunque enfría el cachopo, la carne no se vuelve dura. Aseguran que no machacan la carne para obtener esa ternura ni esa ternura. A carne destruzada por un mazo no sabe.
Las patatas son caseras. Cortada por ellas, fritas en buen aceite y con muy buen sabor. La verdad es que me encantaron.
Los tamaños son como en las fotos y el XXXL es la bandeja entera y las patatas aparte.

Aparte del cachopo, probamos las croquetas de cecina. Plato casi obligatorio en todos los sitios a los que vamos y que son un buen indicador de cómo se cocina. Nos gustaron mucho. Como es buena cecina y con buen sabor, hace que la croqueta en general tenga gran sabor en todos sus bocados. Cortada muy fina. Rebozado crujiente y el relleno espeso. Según me contaron, hacen las croquetas a diario. Creo que será plato obligatorio cada vez que vaya. 11€ la ración.

(más…)

Cachopo en El Pisón, Oviedo

Había oído hablar del pisón en varias ocasiones, así que no hay que desaprovechas ninguna oportunidad e ir en cuanto fuera posible.
Como siempre, pedimos cachopos para compartir y un entrante para ir haciendo boca y para que luego la gente no diga que no comemos nada de pescado, así que unos chipirones o un pastel de cabracho siempre caen. Esta vez cayó unos chipirones fritos y no nos arrepentimos.

cachopo_pisonEl cachopo estaba bien. Un buen tamaño para compartir, un buen rebozado, que aunque en algunos trozos aparecía un poco más tostado, el resultado final fue excelente. La carne era una carne sin tratar, es decir, sin machacar, sin retocar y sin nada que hagan que la carne tenga una forma determinada o esté más tierna. Y el resultado final es que la carne sea gorda, fibrosa y con nervios, pero que al fin y al cabo, así es la carne. Se notaba tierna y de calidad. Nervios tocó alguno, pero poco. Relleno de jamón y queso y un buen sabor en todos los bocados. Buenas patatas. Un poquito de ensalada, pero poquito para no abusar.
Bien de queso. Sobresalía por encima del rebozado.

chipirones_pisonLos chipirones tampoco quedaron atrás. Fue el entrante y vinieron la cabeza del cefalópodo por una parte y los tentáculos por otra. rebozados y bien fritos. De sabor estaban muy bien y la gran sorpresa para mi fue que vinieron acompañados de salsa alioli. Y nada de bote. Una salsa rica casera. También con un poco de limón para los que lo prefieren con este sabor.

Un buen sitio para luego dar un paseo por una zona tranquila. Una buena recomendación de un amigo y posiblemente volvamos.

Localización: Calle Proaza, 6, bajo, Oviedo
Teléfono: 985.24.15.97
Parking: No.
Página web: No
Precio: -€
Coordenadas GPS: 43.36487, -5.88581

El Saúco en las Jornadas del Cachopo

Esta vez nos fuimos a las I jornadas del cachopo en el barrio de la Sidra. Escogimos de entre todos los restaurante El Saúco. Fuimos unos cuantos así que pudimos coger de los tres cachopos que había. Todos con su encanto:

Cachopo de solomillo ibérico con cabrales, jamón de bellota y espárragos naturales.
solomillo_SaucoYo ya tengo experiencia en los cachopos de solomillo. Son unos cachopos muy tiernos y con el sabor de lo que le eches por dentro. Lo malo de estos cachopos es que suelen ser gordos y cansa masticarlos ya que se convierten en secos rápidamente al enfriar.
Este no es el caso. El relleno de espárragos ha hecho que la carne estuviera más jugosa por mucho tiempo. El relleno del cabrales le dio sabor en todo el cachopo, ya que el solomillo también tiende a ser insípido. El rebozad, muy crujiente y aunque en alguna zona se puede ver quemado, no lo está de sabor. Es un rebozado que no está adherido a la carne, así que sin problema para quitarlo.
Me he gustado la combinación de ingredientes. Han sabido combinarlo para que el cachopo adquiriera la ventaja de cada uno. Por 16€ ha estado muy bien.

Cachopo de ternera con Cecina y queso de cabra
cecina_SaucoMuy buen cachopo. Aunque ya hemos probado muchos con cecina y queso de cabra, creo que éste es el que más me gustó. Un sabor bastante fuerte a cecina con lo que lo distinguen de otros restaurantes. El queso de cabra es suave y el cachopo pedía mayor cantidad. El rebozado crujiente. En este caso ha salido poco aceitoso pero por lo menos, al cortalo y llevarlo al plato, no vino todo el aceite con él.
Es un cachopo que llamándose igual, destaca por su sabor. No sé qué cecina usaron, pero acertaron.
La carne no estaba aplastada y se notaba fibrosa. Con nervio, que j*de pero la carne es así. Me encantaría repetirla.
(más…)

La pumarada, el Llano

HAN CAMBIADO DE DUEÑOS. REVIEW NO VÁLIDA
Sí, lo reconozco. He tenido que mirar en un plano de Gijón si esta sidrería pertenece a Pumarín, al Llano o a cuál. Sé que es parte del Barrio de la Sidra pero el plano no lo marcaba.
Fuimos aquí porque habíamos oído hablar que se comía bien. Me apetecían unas patatas con salsas, y viendo que en frente, en el Antonio II, no estaban buenas (espero que lo mejoren) pues nos fuimos a la pumarada. El sitio es un jaleo. Jaleo dentro, jaleo fuera, gaitas y tambores sonando… pero tienen un comedor que se está muy bien. El chigre y la terraza está bien para tomar sidra con los amigos, pero no para cenar tranquilamente.
Como la primera vez quedamos a gusto, volvimos de nuevo con otros amigos. Solo voy a hacer una entrada en el blog mezclando lo que comimos en ambas ocasiones y eliminando lo repetido.

Pedimos los calamares frescos y aunque lo traiga en la carta, no los tienen. Tienen los normales, que están ricos, y acompañados de patatas, aún más ricos. Una buena fuente de calamares, con su limón y algo de lechuga. Algo blandos, pero calamares a fin de cuentas.
Croquetas buenas, también. No hay queja de momento.
(más…)

Cachopo en Casa Zapico, Contrueces

A este sitio fuimos por recomendación de una amiga de una amiga. Si es que el boca a boca es la mejor publicidad. Fuimos un poco a la aventura, pero bueno, siempre hay que ir así o si no no se conocen buenos lugares. Aunque si se va recomendado, mucho mejor. Está situado en el barrio de contrueces, Gijón. No tiene sitio para aparcar, pero si se da un par de vueltas seguro que se encuentra alguno. Nosotros aparcamos sin problema a un par de manzanas, dimos un pequeño paseo y tan contentos. No hace falta aparcar justo en la puerta de los sitios.

Preguntamos por el tamaño del cachopo y como era mediano-grande, decidimos pedir algo de entrante, compartir y luego comer entre todos el cachopo. Pedimos unas patatas 4 salsas. Nos sorprendió porque lo normal son 3 salsas, aunque… ¿qué es lo normal? cada restaurante pone la cantidad y las salsas que le da la gana. En este caso, las salsas eran Ali oli, cabrales, bravas y… mostaza. No convencía la mostaza. A mi porque me gusta, pero alguno que vino con nosotros no puso buena cara. Aún así lo probó y cambió de idea. La salsa de mostaza estaba suave y rica. Dimos buena cuenta de ella.
Sinceramente, a mí me gustaron. Buenas patatas, gorditas y crujientes; buenas salsas, la brava era brava; y no excesivamente fuertes, sabían a lo que hay que saber pero sin matar el resto de sabores. El olioli sabía a como tenía que saber. Muy rico…
Al poco nos llegó los calamares. Frescos, por supuesto. Son algo más caros pero compensan bien por su sabor y textura. Gorditos y muy sabrosos… Como llegó poco después que las patatas, pudimos aprovechar y mojar los calamares en alguna salsa que aún quedaba. Resulta una buena combinación: Patatas 4 salsas y los calamares. Realmente es algo que me gusta. El alioli encaja muy bien con los calamares y cada vez me gusta más mezclarlo con salsa brava.
(más…)

Tortos en La Caleya (y cachopo)

“La Caleya” esos camininos estrechinos de la nuesa Asturies, enllenos de piedres y munches veces de maleza y felechos qu’escondien hestories d’amores nos pueblos, elli diben a cortexar les moces y los mozos pa tapase de los güeyos de la xente…, cuantes veces recorrien los nuesos güelos aquelles caleyes cola llechera y les madreñes pa dir a buscar la lleche”…

Así empieza la web de la Sidrería La Caleya, un sitio a donde ir a fartucase y tomar sidra asgalla. Y ahí fuimos con las amigas de mi novia. En la carta tiene poca variedad, pero todo con una pinta estupenda. se pidió de todo. Algo que pidieron pero que no tengo foto fueron una decena de tortos con queso cabrales y algo más que quedaron bien fartucos de tortos. Eran pequeños, pero no dejaron de ser 10.

Yo pedí para compartir con mi novia morcilla matachana, patatas 3 salsas y tortos de matachana con dulce y picadillo con huevo. Las patatas 3 salsas estaban bien, no muy abundantes, pero bueno… Más que en otros sitios… Lo malo es que mi salsa favorita, el alioli, traía bien poco. estaba muy bueno, pero no llevaba mucha cantidad. Las demás salsas estaban bien. Eso sí, las patatas eran de las que a mí me gustaban: Gordas y grandes. Por lo menos, solo por las patatas, mereció la pena.

La morcilla matachana estaba muy sabrosa. También le acompañaban alguna patata de la misma clase: Gordas y grandes. Pero a mí esto me gusta más acompañarlo de pan. El pan, como estaba tierno y crujiente, pude dar buena cuenta de él. Además, pedimos para beber sidra y entraba muy bien la morcilla acompañada de sidra.
Buena cantidad y buen sabor. ¿Qué más le podemos pedir a una morcilla matachana? No recuerdo el precio, pero sé que no era caro. De serlo, seguramente no pediríamos tanta variedad para comer.

Finalmente nos llegó los tortos. Tengo que decir que sólamente he probado los tortos una vez que los pidió mi novia en una feria. A ella le encanta. A mí no es que me entusiasme. Es una pasta hecha de maíz, con forma de torta (supongo que de ahí su nombre) y frita en abundante aceite. Uno de los motivos por el que no me entusiasma este plato es por la cantidad de aceite.
Como la morcilla estaba buena, no podía ser menos el torto de morcilla. Además tenía un poco de dulce de manzana y el contraste de la morcilla y el dulce se llevaban bien. Un trozo de huevo y todo pa’ dentro.
El picadillo estaba sequín, sin jugo, cosa que agradecí. De sabor también bueno. Aunque el torto estaba un poco aceitoso y no sé si fue por eso o porque no estoy acostumbrado a este manjar pero no tuve una buena digestión. Aún así mereció la pena.
Este plato rondaba los 10€. No lo recuerdo exactamente pero por ahí iba.
(más…)

Página 1 de 212
El Cachopo © 2009-2014