Restaurante Cantábrico, Navia

GD Star Rating
loading...
Pues también es casualidad, que pasando varios días en una casita cerca de Navia, me encuentre por las calles de Navia con varios amigos de la Universidad. Preguntando por la calle nos dijeron que los mejores sitios para comer eran los 2 típicos del lugar (no recuerdo los nombres) pero están en la carretera principal. Entramos en uno y tardaron un buen rato en hacernos caso tras la barra. Finalmente nos dijeron que habría que esperar entre 15 y 20 minutos, con lo que les dijimos que no ya que esos 15 minutos se transforman en 45 rápidamente y estábamos muertos de hambre. Una compañera nos dijo un tercero: El Cantábrico. Lo buscamos y lo encontramos, así que entramos y pedimos para comer.

Éramos dos parejas: Mi novia y yo y un matrimonio amigo de cuando estudié en Madrid que vinieron de visita. Ellas pidieron mejillones y escalopines al cabrales. Muy rico y no pusieron ninguna pega. El guaje de ellos pidió croquetas para comer y puedo decir que realmente estaban buenas. Los escalopines eran gorditos y con mucha salsa. A mi novia le encanta el cabrales.

Mi amigo y yo pedimos el cachopo. Llevaba por encima una salsa de champiñones que a él le encantó, pero a mi me pareció muy fuerte y salado. Destrozaba el sabor del cachopo y llegó un momento que lo apartaba para poder comer el cachopo. Demasiado fuerte para mi gusto. Llevaba jamón y queso por dentro y un rebozado crujiente y ligero que se podría disfrutar, siempre y cuando la salsa dejaba ya que la salsa ablanda el rebozado. No me sentó pesado. Igual fue porque era pequeño. En realidad era un único filete doblado por la mitad con relleno y rebozado. Un poco caro para ser sólamente un filete, pero bueno. No sé… casi me dio envidia de los escalopines… se veían tan tiernos…

De postre pedimos la tarta de la abuela. Es una tarta casera hecha con galletas chiquilín, chocolate, un licor que no di con el sabor y una pinta asquerosa, pringosa y rara. La primera impresión no fue buena, incluso pusimos mala cara al probarlo. Pero una vez probado vimos que era una exquisitez. Muy rico y sabroso. El licor (igual de café) lo hacía digestivo y un toque amargo a tanto dulzor. Lo que parecía tan asqueroso se convirtió en un Delicatessen el cual invitaba a repetir.

En conclusión, decir que es un buen sitio para ir a comer. Había obreros y ellos saben donde está el mejor sitio, en cambio, los otros restaurantes estaban llenos de turistas, indicativo de que es un sitio al que dicen que vayas o a
el que ves de la que pasas en coche (tampoco quiere decir que sea malo). ¿El cachopo? Bueno, si te gusta con salsa y algo fuertecillo, anímate, pero yo no lo repetiré. Es mi opinión. Al Malagueño le gustó mucho.

Localización: Mariano Luiña 12, 33710 – NAVIA
Teléfono: 985.47.49.38
Zona Fumadoras: Ni idea, pero todos fumaban.
Parking: No. Y difícil de aparcar. Lo mejor es aparcar por el muelle.
Página web: No
Coordenadas GPS: 43.539430, -6.723617


Ver mapa más grande

GD Star Rating
loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Cachopo © 2009-2014