Fabes con Jabalí y Cachopo en Michem, Villabona

GD Star Rating
loading...

Michem_Michem

Hoy sí que nos pusimos como deficientes. En Villabona (el pueblo, no la carcel) está el restaurante Michem, que se come muy bien. Hemos ido aconsejados y nos recomendaros los callos. A punto estuvimos, pero no lo hicimos. Se come muy bien y barato. Siempre lleno con lo que se recomienda reservar. Nosotros no lo hicimos y no tuvimos problemas, pero estaba lleno.
Fuimos 5 personas y pedimos fabes con jabalí para 3 y cachopo para 2. Nos dio de sobra.

Fabes_MichemMientras esperamos a que nos traigan la comida, nos sirven a modo de tapeo unos chorizos muy tiernos y ricos. Los típicos chorizos rojos pero en mi vida los vi tan tiernos. Y al poco nos traen una buena cazuela de barro con una gran fabada de jabalí. Las fabas como deben de ser: Grandes y enteras. Y el compango era únicamente jabalí. Había probado este plato una vez en lo alto del infanzón (estilo campo) y no me gustó mucho. Pero este estaba sabroso sabroso. Muy rico. El jabalí, que es una carne dura de por sí, estaba tierna. El caldo era gordito y aportaba mucho sabor. Era una fabada para 3, comimos 5 y repetimos todos. Muy buena.

cachopos_MichemA punto estuvimos de no pedir cachopo. Resulta que un compañero vino hacía poco y no le gustó nada. Estaba duro y tieso. Seguramente recalentado. Por su mala experiencia reciente casi casi no lo probamos. Pero decidimos que no habíamos ido hasta allí para no comer cachopo. Así que lo pedimos. No nos arrepentimos, pues fue uno de los cachopos que más me gustaron. La carne era fina. No excesivamente fina pero suficiente para que sea fácil de cortar. Relleno de cecina y de queso. No sé qué queso era, pero tenía bastante, con lo que hacía el cachopo muy jugoso. La cecina, que suele ser dura, era bastante tierna. El rebozado crujiente. En su conjunto decir que los trozos, todos tiernos, convertían un bocado en un gran bocado. Los trozos se deshacían en la boca de lo tierno que era. Realmente una delicia.
(más…)

El (nuevo) cachopo de ‘El Celorio’, Gijón

GD Star Rating
loading...

Visto la disputa generada en la entrada Sr. Cachopo, El Celorio pensé que era momento de pasarse por ahí, pero he descubierto (en realidad me lo han dicho) que Omacatladas ya fue y expuso su experiencia, así que, pidiéndole permiso, por supuesto, pongo su entrada:

Vamos a derribar un mito, a echar por tierra eso de que “no hay segundas partes buenas”.

Uno de los mayores templos cachoperos de Gijón ha vuelto a abrir sus puertas tras cambiar de dirección. Ya alabé hace unos meses a la sidrería ‘El Celorio’, con uno de los sanjacobones más inmensos conocidos a este lado de Pajares. Durante unas semanas saltó la alarma, estuve un poco tenso porque muchos me transmitisteis vuestro temor de que hubiera cerrado. Pero no, sólo era un traspaso, y ‘El Celorio’ ha vuelto sin perder sus señas de identidad: buen pescado fresco y, sobre todo, un cachopo inmenso.

Ya veis que no cabe ni en la foto. El cachopo de la anterior época de ‘El Celorio’ era descomunal y grueso, el que propone la nueva dirección es más largo, igual de ancho, pero más fino. Pero ojo, que eso no supone ningún problema.

El relleno es poco equilibrado, que es sinónimo de “bien podría tener el triple de queso”. Pero bueno, en proporción con el grosor y la calidad de la carne de ternera, es perdonable. Como véis en la foto de aquí arriba, la guarnición es decente, el tener patatas fritas que no sean congeladas hoy en día me hace llorar de la emoción, en serio.
(más…)

Cachopo en El Jamonar, Gijón

GD Star Rating
loading...
El Jamonar es un buen sitio para ir a comer el menú del día. Fui un par de veces y se come muy bien y a un precio razonable: 8,90€. Está en el centro de gijón y, aunque esté en una calle poco transitada, es conocida por la gente de la zona. Normalmente está llena de gente comiendo el menú.
Hoy fuimos a probar el cachopo. Es famosa por la carne roja y nos habían dicho que su cachopo era grande. Hasta ahí bien. Preguntamos y nos dijeron que sí, que era bastante un cachopo para los tres. No nos engañaron, nos trajeron el cachopo y sí, era grande. Un poco caro, 30€, pero como lo compartimos entre 3 no sale tan caro. Viene cortado en trozos, que se agradece para repartir mejor, y muy caliente.
Una de las pegas es que es muy grande y según vas comiendo se va enfriando y acaba estando muy duro de masticar. Aunque no es una pega muy importante, por no decir que no lo es, si van varios a comer.
Lleva un rebozado muy crujiente, aunque vino un poco quemado y en algunos trozos dejaba un mal sabor. No sé qué clase de rebozado era pero se despega de la carne, la cual me fijé y parecía hecha a la plancha (solo es una suposición).
El relleno es de jamón, queso y una capa de setas. Las setas (más bien ‘la seta’, porque era una enorme) le daba un toque especial. No se aprecia mucho su sabor a no ser que la separes del cachopo y la comas por separado, pero era lo más tierno de cada bocado y deja un sabor distinto y agradable.
Buen jamón y abundante queso.
La pena es la carne. Muy dura, demasiado cuando esté fría, y llena de nervios. A veces algún bocado se hace difícil, ya sea por el mal sabor del rebozado quemado o de la carne dura. .
Por encima lleva unos pimientos que dan un buen toque. Recién hechos, calientes y muy sabrosos. También lo acompaña unos espárragos rebozados. Nunca lo había visto y da un aspecto un poco sobrecolesterado al plato. Algo de ensalada (lechuga y tomate) y patatas por debajo del cachopo. Pocas patatas en comparación con el enorme cachopo, pero buenas al fin y al cabo.
(más…)

Cachopo en El Regueral, Llanera

GD Star Rating
loading...
El mejor Cachopo del mundo. Eso es lo que siempre se dice de los sitios que a uno le gusta. Qué poca objetividad… pero en este sitio se repetía tanto y tantas veces que decidimos probarlo. Es un cachopo que tengo en la lista de “recomendaciones pendientes” y también me lo han aconsejado en el trabajo. Detalles que sumando y sumando animan a uno a ir a probarlo.
Esta entrada la voy a hacer al revés. Primero hablo del cachopo y luego de lo demás. Atención que el detalle que tienen con los clientes no tiene desperdicio y es un punto muy importante a tener en cuenta.

El camarero no nos dejó pedir más de un cachopo (menos mal, queríamos pedir uno para cada uno). Decía que era grande, y para tres que éramos, era más que suficiente con los entrantes que tomamos. Siempre había tiempo de pedir más. Así que pedimos un único cachopo. Llegó en una bandeja, con todas las patatas por debajo ya que el cachopo y las patatas no cabían en un mismo plano. Pocas patatas para el gran tamaño del cachopo, pero no importó ya que la carne era muy tierna. Patatas de corte y fritura normal.
El tamaño habrá que darle la razón al camarero. Comimos 3 personas con los entrantes y quedamos bastante bien. Nada de estar fartucos y a punto de reventar pero tampoco nos quedamos con ganas de más. Tenía el tamaño perfecto. El rebozado era bueno, pero al que le gusta crujiente le aconsejo que coja las esquinas ya que por encima lleva una salsa de setas que lo estropea. Eso sí, el cachopo se convierte en jugoso en todos sus bocados. Aparte de la salsa, está recubierta de un montón de champiñones, que hace la delicia de aquellos a quien les pirre este hongo.
Relleno de jamón y queso, lo normal y tradicional, sin abusar de ninguno de los dos ingredientes pero con cantidad suficiente para deleitarse. El queso funde por los bordes, sobretodo al principio, cuando está más caliente.
Un pimiento para acompañar y acordarse de no hincharse al principio para degustar este cachopo. Realmente me gustó.
(más…)

De nuevo en El Salón, Andés (Navia)

GD Star Rating
loading...

¡¡CAMBIÓ DE DUEÑOS!! Ver comentarios abajo del todo

Para los que no oyeron hablar de El Salón, pueden visitar la entrada en donde fuimos por primerra vez pinchando AQUÍ, y el que no oyó hablar de Andés (con tilde en la ‘e’, que sin tilde es una cordillera montañosa situada en América del Sur) pues que sepa que es un pueblo pegado a Navia. Si ya no oiste hablar de Navia, pues es un pueblo asturiano situado al occidente en donde los romanos separaban la tierra Astur con la galaica mediante al Navia Fluvius. Si ya no sabes quienes fueron los romanos, mal vamos.

Esta vez pedimos de entrantes las croquetas, que ya no pongo foto pues la puse en la anterior entrada. Sólo decir que la cantidad de croquetas fue mayor. De sabor muy suave. Bien de rebozado. Excelente en cantidad. Caseras, por supuesto.
Como novedad pedimos queso camembert frito. Si el provolone está bueno, éste tendría que estar por fuerza aún mejor. No nos equivocamos. Cogen el queso camembert, lo rebozan a más no poder y lo sumergen en aceite. Cuando sale se ha formado una costra dura de pan rallado. Y así lo sirven, con un poco de compota de manzana y tostaditas para acompañar y mojar, si te apetece.
Fue el propio camarero el que nos enseñó a comer este plato. Se corta con cuidado la parte de arriba y se retira como si fuera una tapa. Luego se unta en el pan el queso fundido que está dentro. Realmente es una delicatessen. Algo muy rico y nada caro. Creo que fueron 8€ y hemos comido todos de él. Espero encontrar este plato en algún otro sitio, cosa que hasta el momento no puedo decir ya que fue el único sitio en el que lo encontré.
La compota de manzana le da un toque dulce al bocado y el queso fundido un toque suave y, por qué no decirlo, fundente. Realmente me entantó.
(más…)

Sidrería El Paraíso: Sidra y picoteo

GD Star Rating
loading...
¡¡¡JOSEEE!!! café y zumo naranja. ¡Coñe! que esto no es la cafetería de la universidad. Entonces… ¿qué hace Jose tras la barra? Las vueltas que da la vida, ahora Jose regenta una sidrería en pleno centro de Gijón. Ese alumno honoris causa que tras 30 años sirviendo cafés y menús en la cafetería de la universidad, ese amigo y compañero que escuchaba las penas y alegrías de todos, ya fueran alumnos, becarios, personal o profesores, ahora ya no lo veremos más en la cafetería. Ahora las penas las escucha sirviendo sidra. Y por supuesto, después de años tomando café ahí, fuimos ahora a tomar sidra a El Paraíso.

El trato… ya se sabe: Cercano y cordial. La sidra, rica rica. Nos sorprendió lo rica que estaba. Sirven menú del día pero como fuimos por la tarde, pues no tocaba. Tomamos picoteo para cenar. La carta no es que tuviera gran cosa. Más o menos, como en la cafetería. Tomamos unos entremeses variados y patatas tres salsas. Los entremeses llevaban muchas cosas: Calamares, queso, lomo, cecina, gambas a la gabardina, croquetas… creo que costaba sobre 13 euros pero no estaba mal de precio viendo todo lo que llevaba. Las croquetas no gustaron mucho. Lo demás, sí.
Las patatas estaban buenas. Con un buen corte para ser patatas con salsas y con salsa abundante. Al parecer es la misma salsa que el de la universidad. La brava algo menos picante pero buena. La cabrales no nos gustó salvo a uno, que dijo que tenía su gracia. En general, bien.
(más…)

El Cachopo © 2009-2014