Llantares de Mar, Ribadesella

GD Star Rating
loading...
Este día decidimos ir con la familia a Covadonga. De la que marcsamos de allí pa casa, mi padre buscó restaurantes para poder comer por la zona. Le gustó este que se llama “Llantares de Mar”, en Ribadesella, así que como le gustó, fuimos.
La primera impresión es un dolor en la cartera… 18€ por un menú. Eso sí, de 3 platos. 19€ si se toma café ¬¬

Yo pedí Cordero, pues al día siguiente tenía pensado comer cachopo en otro sitio, y mi hermana un hermoso solomillo. Son de estas comidas que las ves y te dan ganas de reir, pero cuando ves lo que cuesta, no te ríes tanto. Mucho protestó de lo pequeño que era pero tampoco pudo acabar el solomillo. Yo menos mal que no pedí el menú. Según me dijeron, la fabada con marisco no estaba buena. Los otros platos al parecer sí. Tiene pinta de ser muy especializado en Mariscos y pescados. El servicio mal… Tardaron en atendernos y tuvimos que pedir la cuenta 3 veces. Me refiero al servicio de camareros, pues el servicio de mexar era enorme, muy limpio y amplio wáter. Tenía pinta de estar preparado para minusválidos. Me llamó la atención la hoja de limpieza del baño. Estaba firmado para ese día a las 19:30 de la tarde y eran las 15h!! en mi trabajo la limpiadora firma justo al acabar de limpiar y no antes. También me llamó la atención que la hoja de las firmas estuviera enmarcado. Debe de costar más trabajo quitar el marco para firmar, que la limpieza del baño en sí.

Al rato vino un camarero y me dijo que no podía ser el cordero, así que pedí el cachopo. No tenía pinta de ser muy caro, sobre 14€, así que lo pedí. Tardaron bastante por no decir que tardaron mucho. Cuando llegó mi comida, mis padres ya habían comido 2 de los 3 platos. Había muy poca coordinación, pues cuando ya casi estaba acabando lo mío, llegaron lo de ellos.
El filete era un buen filete de ternera. Estaba relleno de queso, jamón y setas, aunque las setas… bueno, las setas, dejémoslo ahí. El queso sí que estaba muy bueno. Por encima llevaba una salsa de nosequé. Creo que era de setas. Llevaba trozos de pimiento, tomate y cebolla y le daba una textura crujiente y sabrosa al cachopo. No puedo decir que me haya encantado, pero no me desagradó en absoluto. No repetiré pues sé que hay sitios mejores por esa zona para comer carnes. También llevaba medio tomate sin piel, pimientos de padrón, una rodaja de berenjena, una ración de diferencial de coliflor y perejil espolvoreado con carácter aleatorio que ni hacía bonito ni daba sabor. La mejor forma de adornar un buen cachopo es haciendo que el queso desborde por los lados y no tantas sutilezas. Un buen trozo de pimiento rojo por encima ya sería sublime. El de padrón no le pega (personalmente hablando).

Lo que sí me llamó la atención mucho fue que me pusieran un plato aparte con las patatas y otro plato con la ensalada. El plato de patatas llevaba por debajo una servilleta de papel; Esto se usa para que chupe el aceite de las patatas y se supone que así, las patatas son más sanas. Yo a esta gente le preguntaría si realmente lo hacen en casa. Yo lo hice un par de veces y es que las patatas quedan más grasientas si caben. Las patatas de la cara superior pierden su aceite por gravedad y el papel lo chupa. Hasta ahí todo bien. El problema reside en que el papel retiene el aceite convirtiendo en grasientas a todas las patatas que tienen contacto directo con el papel, es decir, toda la capa inferior. Mi consejo es escurrir muy bien las patatas, sin prisa y escurrirlo a conciencia. El resultado es una uniformidad en el secado de las patatas y todas crujientes. Es tan sencillo como teniendo las patatas en la cesta de la freidora, o en una espumadera, dejarlo caer libremente y luego dar un golpe seco y hacia arriba a toda la cesta. Así se puede ver que el aceite se separa de las patatas y cae abajo. Ni que decir tiene que hay que hacer esto encima de la sartén o queda toda la encimera perdida de aceite.
En el otro plato vino la ensalada. Una ensalada normal con el aceite, vinagre, sal y pimienta traído aparte para que te eches lo que quieras. Eché mucho de menos la cebolla… Por lo demás es un detalle por parte del restaurante que traigan las patatas y la ensalada en platos distintos si no cabe en uno solo.

De postre iba a pedir arroz con leche, pero he visto pasar varios platos con arroz con leche y cambié de idea. El arroz con leche en vez de estar hecho en tarrinas, estaba puesto en algo grande y cogido de alguna forma la ración con una cuchara grande o garfilla (Ración escasa escasa). No me parece mala idea, pero que hubieran tenido un poco más de cuidado con la canela. Estaba todo revuelto. No es algo que importe mucho, pues si está bueno, está bueno, pero en un restaurante de estos minimalistas que cuidan todos los detalles, me parece algo que no se debería de hacer. Finalmente pedí la tarta de chocolate. Muy buena elección. Estaba muy rico. Finalmente café y cuenta.

Conclusión: Debo ser muy exigente. No me gusta esperar por la cuenta y una buena coordinación entre los camareros estaría muy bien. Se fijan demasiado en los detalles, como espolvear el filete con polvo de perejil (supongo) o de esparcer una salsa extraña por encima del solomillos y no se fijan en que la gente lo que quiere es comer, comer bien, comer mucho y pagar poco. Para pescados es distinto.

Localización: Calle de la Gran Vía de Agustín Argüelles 31, Ribadesella
Teléfono: 985.86.15.09
Zona Fumadoras: Todos fuman.
Parking: No. Incluso es difícil encontrar un sitio donde dejar el coche.
Página web: http://www.llantaresdemar.es/


Ver mapa más grande

GD Star Rating
loading...

1 comentario

Añadir un comentario
  1. El cachopo está buenísimo, la verduras tienen siempre un punto increíble y las patatas también están siempre buenas; y te lo dice alguien que va muchas veces; me gustaría probar alguna cosa cocinada por tí, seguramente yo también te saco algún defecto.
    Por otra parte no sé qué pretendeis! Cuando uno va en temporada alta a Ribadesella y a cualquier pueblo turístico está a tope y no hay donde aparcar y hay que esperar a que te atiendan en todas partes. Me parecen muy injustos estos comentarios.
    Afortunadamente la gente no opina como tú y la prueba está en que el restaurante está siempre con gente. Es un sitio muy agradable en donde puedes tapear o cenar de plato beber sidra o cenar con un buen vino y gastas lo que quieras. Está todo buenísimo y el personal es muy agradable o por lo menos con quienes los tratan con educación y consideración..

    GD Star Rating
    loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Cachopo © 2009-2014