El Muñó… otra vez.

GD Star Rating
loading...
Iba yo con mi novia a cenar a un italiano cuando nos desviamos hasta el coto para ver por fuera un piso que vimos por internet que estaba en venta. No lo encontramos. Era justo delante de El Muñó y como estábamos muertos de fame, pues entramos. No me extiendo mucho pues ya hablo de él y su historia AQUÍ.

 

 

Pedimos varias cosas para picar. Primero nos llegó la morcilla Matachana. Uf! qué rica está. No es muy jugosa pero así cabe más en un cacho pan. No es nada fuerte y no repite. Creo que sé lo que voy a pedir siempre que vaya. Lástima que con la ansia de comer y comer no me dio tiempo a reaccionar y no hubo tiempo suficiente para realizar la sinapsis y no le saqué foto.
Luego nos llegó las patatas 3 salsas. Es una enorme fuente con tres depósitos: Uno para la salsa cabrales, otro para la salsa brava y el tercero es para el alioli. Del cabrales no puedo hablar pero la salsa brava y alioli sí. La brava no es tan picante como parece. El tomate se nota que es casero y está bueno. Lo malo es si te toca la guindilla que entonces sí pica. El alioli simplemente está delicioso. No sabe mucho a ajo y está en su punto: Ni muy fuerte ni muy suave. Son muchas patatas para 2 si se piden más cosas.

Y es que nos pasamos pidiendo cosas. Es lo que tiene pedir ‘muertu fame’, que pides y pides y luego no puedes con todo. Al poco nos trajeron también una ración de calamares fritos. Muy ricos, tal y como a mi me gustan: Durillos. Incluso más rico todavía cuando los mezclé con patatas alioli o las bravas. Al poco ya nos trajeron las croquetas, pero… uf! esto ya era mucho. Comimos lo que pudimos y lo dejamos. No pude saber de qué son las croquetas. Supongo que de pollo, pero no lo sé. Demasiados sabores en mi boca para descifrar ese. Estaban muy crujientes por fuera y jugoso por dentro, aunque no son las mejores croquetas que he probado. La próxima vez no las pido.
Vamos a poner una pega al sitio: Pedí agua y me trajeron un botellín pequeño. La próxima vez pido una grande, pero estoy acostumbrado a que me trajeran el grande siempre. Uuuu, qué pega más grande ¬¬

Y hasta aquí todo lo que pedí… No son muchas cosas, pero es que sirven en cantidad. Las patatas son eternas… pero riquísimas.
Sin duda, repetiré.

Recuerda que para ver la dirección, comentarios, etc. entra en esta entrada pinchando aquí.

GD Star Rating
loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Cachopo © 2009-2014