Duelo de Lasañas

GD Star Rating
loading...
La primera lasaña fue en el Gepetto de la arena, al que tantas veces fui pero nunca la comí. La traen en una cacuela de barro que conserva mejor el calor y está caliente más tiempo. Por encima tiene un montón de queso, tanto que se desborda y acaba mezclándose con la besamel. La besamel es roja, supongo que debido a que al cocerla se mezcla con la salsa de tomate de la propia lasaña.
Las láminas son de pasta y lleva bastante. No he encontrado muchos trozos de carne con lo que el relleno fue escaso. Puede ser porque lleve poco o porque al ir cortándolo con el cuchillo se fuera desplazando para el final.
La pasta del gepetto es, por norma general, gorda y contundente, con lo que al disponer de varias láminas una encima de otra y con poco relleno hace que sea un poco pastoso. Se arregla acompañándolo con un montón de salsa que por cierto está riquísima.
La digestión fue muy tranquila. No sentó pesado para nada teniendo en cuenta que de entrante pedimos bastones de queso y el Precio fue de 10,80€ (septiembre’10).

La segunda lasaña la comí al día siguiente con lo que tenía aún fresca la lasaña del día anterior. Fue en la nonna. A simple vista se ve muy distinta y de tamaño parecido. También en una cazuela de barro y con la besamel roja (más bien naranja). Lleva más relleno que la del gepetto y se nota. Me ha llamado la atención una cosa: La primera capa de la lasaña estaba quemada pero el queso no. Aunque en algún trozo daba un poco de regusto expontáneo de quemado, sobretodo en las esquinas que no le llegó el queso, pasaba pronto. Lo curioso es que el queso que estaba por encima no estaba quemado con lo que me hizo pensar que primero hacen la lasaña en el horno y cuando está hecha le ponen el queso y lo dejan 2 ó 3 minutos más. Lleva menos cantidad de queso, a mi gusto lo calificaría de “justo en su medida”; en el gepetto tenía tanto que había bocados que solo te llevabas queso (algo empalagoso teniendo en cuenta lo pastoso de la pasta valga la redundancia). Otra curiosidad es que es crujiente, así que una de dos: O estaba tan quemado que la pasta secó o está hecho con hojaldre. No puede estar tan seco ya que prácticamente está flotando es salsa y su sabor está a medio camino de rico y soso, con lo que no puede estar quemado y el hojaldre apenas tiene sabor, así que me decanto porque sea de hojaldre (la próxima vez lo pregunto). El detalle me ha gustado ya que considero el hojaldre muy buena base para hacer platos sabrosos: Sostiene, aguanta peso, es ligero, resistente y apenas da sabor con lo que se puede disfrutar más de los ingredientes, que es lo que importa. Además da un toque crujiente y divertido. Otra ventaja es que hay que cortarlo con cuchillo y si lo haces con cuidado no desplazas el relleno para el final con lo que disfrutas de todos los bocados.
Su precio es bastante barato: 8,30€(septiembre’10). La atención buena y ofrecen chupito de moscatel al final. Dan ganas de dejar propina. Ya por poner una pega: Siempre ponen el mismo disco de música. No es que sea mala, pero otro disco vendría bien (a ver si me lo lee Favio XD ).
De momento creo que se lleva ‘elcachopo de Oro’ sección lasañas, pero tengo la intención de ir por más sitios a probar sus lasañas.

No pongo teléfonos de contacto ni ubicación ya que de estos dos sitios ya he hablado en varias ocasiones y pongo enlaces a ellos en la propia descripción.

–Edición posterior–

He vuelto a ir a la nonna y era de pasta. El efecto crujiente sólo estaba en las esquinas que no tenían queso y estaban más tostadas que lo demás. La otra vez estaría más hecho y por eso tenía esa sensación de crujiente. Aún así, es el que más me gustó.

GD Star Rating
loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Cachopo © 2009-2014