Cicerone again. Más platos, más variedad

GD Star Rating
loading...
Este año decidí celebrar mi cumpleaños con un par de amigos en el Restaurante Cicerone, el cual ya conocía y hablé de él AQUÍ. Como éramos 4 personas, saqué foto a los 4 platos que hemos pedido. Aunque ellos llegaron un poco muy tarde y mientras esperábamos pedimos un entrante para ir abriendo el apetito. Estuve mirando la carta, la cual sigo diciendo que es muy similar a la del gepetto, y finalmente escogimos mi novia y yo las bolas de queso, rebozadas y fritas. Están en un bol y son unas cuantas. Nos lo trajeron con dos tipos de salsas: Una dulce que casi estamos por pensar que era mermelada de arándanos y la otra amarga, que creemos que es alguna crema de anchoas. Lástima por las anchoas, pero fue probarla y no volver a comer más. Con esos fritos de queso les pega más una mermelada dulce y así es que cuando vamos al gepetto pedimos los bastones de queso, que es queso envuelto en hojaldre crujiente, frito y con dos salsas (mermelada de manzana y otra de mora. Siempre suponemos). Estas bolas de queso las había visto en el menú pero no me atreví a pedirlo hasta que el camarero preguntó a un par de chavales que estaban en la mesa de al lado que qué les había parecido y que tenía no sé qué novedad… no pude oirlo todo, pero me dio buena espina. A nosotros no nos dijo nada…

Por fin llego la otra pareja y pudimos pedir ya en condiciones. Ella es vegetariana y pidió una pizza con berenjena, la cual tenía una pinta estupenda para la gente que le guste las berenjenas (no soy el caso) y él unos escalopines al cabrales, también con buena pinta, aunque en un italiano prefiero pedir italianadas. La pizza dijo que estaba rica y, aunque yo no la probé, la creí. El cabrales de los escalopines estaba muy suave y buena y quedó satisfecho con la cantidad de ellos que les trajeron. A mi me gusta el detalle de espolvorearlo con perejil picado. Le da un sabor verde bastante bueno, aunque las patatas no me gustaba su pinta; parecia patata vieja frito en aceite frío. Lo dicho, en un italiano iré a comer italianadas.

Yo había llegado a un consenso con mi novia. Habíamos llegado a la conclusión de que ella iba a pedir pizza y yo lasaña, y así podíamos compartir los platos y probar los dos. Y así lo hicimos. Ella pidió la pizza Barbacoa, con salsa barbacoa, bacon, cebolla, trozos de pollo y, obviamente, mozzarella y una base de pan porque no se va a suspender todo en el aire. Hay que decir que ella y yo somos amantes de la salsa barbacoa y, a pesar de que nuestra compañera dijera que era una salsa fuerte, a mi siempre me pareció más ligera y más digestiva que una de tomate y buena compañera de la carne fuerte. No sé… preguntaré a más gente a ver qué opina. Pero de lo que sí estoy seguro es que nos encantó. Hacen unas pizzas relativamente pequeñas que sobra una cuarta del plato. Un poco más grandes estarían mejor, pero no están mal para el precio que tienen. La masa es muy fina y crujiente, buena hasta el borde. Y el queso de ahí me encanta. Creo que va a ser lo único que pida en ese sitio a partir de ahora. Supera a todas las demás menos en tamaño. Lo único que no me gusta es el pollo. Aunque no se note su sabor no es algo que yo echaría a una pizza. Y más cebolla estaría mejor. Esta pizza es de destacar porque las demás apenas tienen 2 ingredientes y ésta lleva varios más.

Y por fin mi lasaña. Después de varios fines de semana comiéndola pude probar un sitio nuevo. Pero… uf! no sé si fue la pequeña fartura del queso rebozado y de la pizza o que la “Tenia” ya está satisfecha de lasaña, pero no pude con ella. ¡No me prestó nada! La masa muy compacta, por no decir que era una masa maciza con pequeños oasis por el medio en donde se intuía que estaba la carne. La salsa insustancial y el queso poco dominante. Comí lo acordado: La mitad, y la otra mitad para mi novia, que lo comió a regañadiente porque no es que le entusiasme la lasaña, pero a mi me encantó la idea porque me pude acabar su pizza. Cuando ella no pudo más, me comí el queso que estaba por encima. Me defraudó enormemente. Parecía que estuviera mal hecha, congelada y cocida en el momento con lo que no se queda hecha realmente sino calentada. No creo que vuelva a este sitio por la lasaña, aunque sí por la pizza. Una de las cosas que más me prestan de la lasaña es el calor que se mantiene gracias a su masa y a que están depositadas en una cazuela de barro. Pues en esta no puedo decir lo mismo. Se enfrió rápidamente, con lo que no pudo estar mucho tiempo en el horno; y al estar fría, estaba más dura. No vino hirviendo como en otros sitios y eso que las esquinas estaban quemadas. No sé… no me gustó.

Pues así fue la cena. No pedimos postres pues ya estábamos bastante fartucos, aunque nuestra intención al entrar era pedir una tarta de chocolate o algún helado.
Su localización, teléfono y demás lo encontrarás en ESTE POST. Decir que tiene zona especial para fumadores y abre la cocina a partir de las 8:30pm.

GD Star Rating
loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Cachopo © 2009-2014