Burritos Mexicanos hechos en casa

GD Star Rating
loading...

Foto sacada con Flash

Mi novia a veces compraba en el mercadona una bolsa de rellenos congelados para burritos. Son baratos y llevan una bolsa con la salsa, lo que lo hace sabroso y le da un toque picante. El contenido de esta bolsa es pollo y una mezcla de pimientos, básicamente. Una vez fritos no se aprecia apenas diferencia entre sus sabores y, aunque así en general está bueno, no lo veo satisfactorio: Está todo demasiado blandengue. Y no es fresco. Así que me decidí por hacerlos yo caseros.

Todo lo que he comprado para dos personas y sobra un poco (aprox. 6 burritos) es lo siguiente:

  • 1 Pimiento Rojo.
  • 1 Pimiento Verde.
  • 1 Cebolla.
  • 100gr de queso (siempre compro queso de barra de Oscos).
  • Salsa picante (véase más abajo).
  • Carne (Véase más abajo).
  • Tortitas de maíz.


La carne que he comprado ha sido de cerdo, porque lo encuentro más sabroso que el pollo: más jugoso y con más sabor. El otro día lo hice con lomo de cerdo fresco pero hoy lo hice con chuletas de cerdo, ya que estaba más barato que el lomo y tenía mejor pinta. Un día pruebo con lomo adobado.

La salsa picante elegida fue una asturiana. Iba a por Tabasco, que le da mucho sabor pero sale caro. Al lado del tabasco encontré una de un formato parecido que ponía salsa Asturiana picante y tenía un precio muy inferior, así que decidí darle una oportunidad. Al fin y al cabo ya tenía tabasco en casa. No está mal. No es tabasco pero está bueno.

El proceso de fabricación es muy sencillo. Primero se sazona el cerdo con sal y un poco de pimienta (si es adobado no hace falta). Hay unos frascos de popurrí de pimientas que queda muy bien con el cerdo. Se fríe con muy muy poco aceite en una sartén con una buena capa antiadherente y antes de que esté hecho del todo se saca. Con un cuchillo de sierra, especial para la carne, se le quita el hueso, si hubiere, y toda la grasa de alrededor. A continuación se corta en trozos pequeños. No muy grandes pues si no luego no cierra bien el burrito.

Mientras, vamos cortando los vegetales. En una tabla de madera y con un cuchillo afilado se coge medio pimiento rojo y se corta en trozos pequeños. Luego se traspasa los trozos a una fuente. Se hace lo mismo con el pimiento verde y se traspasa los trozos a la fuente. Se corta media cebolla y también se echa a la fuente los trozos pequeños resultantes. A estas alturas la fuente ya debería de estar rebosante de trozos vegetales, de aquí la importancia de ponerlo en una fuente y no en un plato, pues el plato desbordaría.

Se limpia la sartén con papel de cocina el poco aceite que debería de quedar y se echa de nuevo el cerdo bien troceado y se va dando vueltas con una cuchara, o parecido, de palo. Cuando ya se ve que está hecho todos los trozos, se echa en la sartén todos los vegetales troceados y no se deja de remover todo a fuego lento. Hay que estar removiendo hasta que crees que están hechos. Cuanto más hecho esté, menos crujiente, así que calcula dependiendo de lo crujiente que se quiera. Nunca va a quedar poco hecho, pues lo único susceptible de estropear la comida es que el cerdo quede crudo y como ya está hecho, pues no hay problema. Cuando crees que ya le falte poco se echa las lonchas de queso bien distribuidas. Se espera a que derrita un poco y se remueve mucho. Tiene que embadurnarse todos los ingredientes con el queso y quedar una pasta asquerosa. Se hace un poco más y cuando ya se esté a puntito de salir se le echa un poco más de popurrí de pimientas y la salsa picante lo más distribuida posible. Se remueve para que se embadurne todo bien de la salsa y se apaga el fuego. Si se tiene vitrocerámica se puede aprovechar el calor que sigue desprendiendo para mantener la comida caliente.

Ahora es el momento de abrir las tortas de maíz. Se coloca una o dos en una plato. Si se colocan dos, que no estén una encima de la otra. Se pone en el microondas y tan solo se calientan 10 segundos. Si se pone más se corre el riesgo que de quede secas y tiesas. Yo las hago de una en una.
Se saca y se puede percibir que el microondas no calienta de forma uniforme sino que está más caliente por los bordes que por el centro. No hay problema. Se coloca un poco de relleno en el centro y se distribuye en forma de línea y ya tan solo queda rodear el relleno con la torta sobrante. Lo que yo hago es darle la vuelta darle la vuelta y de esta forma el calor del relleno calienta la parte de la torta que quedó sin calentar del todo y se evita que el burrito se abra.

Ya solo queda comerlo. Recuerda que no solo la parte que estás comiendo está abierto, también el otro extremo está abierto; puedes cerrarlo con la mano mientras lo comes. Un plato sano, rico y nutritivo.

Si tienes alguna idea, sugerencia u otra receta, mándamela y lo probamos.

GD Star Rating
loading...
El Cachopo © 2009-2014