Boda en la Llorea Golf

GD Star Rating
loading...

Postre La Llorea Golf

Pues sí, esta vez tocó boda en la Llorea Golf. Pero esta vez fue mejor que nunca ya que esta era mi boda. Efectivamente, me vestí de pingüino, convencí a una chica y lo celebramos por todo lo alto. Ahora me dispongo a contar lo bien que fue en este el día de mi boda.
La ceremonia fue bien, en el ayuntamiento. Fotos fotos fotos y salimos. Más fotos con amigos, luego nos fuimos a dar una vuelta por parajes singulares de la topografía Gijonesa y fotos fotos fotos, a un parque y fotos fotos fotos. Ya cansados de fotos nos fuimos a la Llorea Golf.
Aquí no habíamos ido a comer nunca. Escogimos este sitio por los buenos comentarios de internet. Yo hubiera preferido otro más tradicional pero a ella le gustó. Desde siempre nos trataron muy bien. En febrero hicieron una especie de simulación de boda en donde los invitados a esta boda eran todos los que se iban a casar este año. Así conocíamos el lugar, el protocolo, algo de la comida, alguna orquesta, DJ, álbumes de fotos e incluso nos pusieron una mesa larga con muchos platos de comida para que veamos su apariencia ya que no es lo mismo leer platos en un papel que verlos con los propios ojos. Fue una boda auténtica: Comimos cóctel de bienvenida, nos sentamos en la mesa, comimos, bebimos, bailamos, etc. Estuvo genial! y lo agradecimos personalmente.
En otra ocasión fuimos a hacer la típica prueba de comida ya que había dudas entre varios platos de comida. Esto ya es más normal entre todos los restaurantes que celebran boda. Pero la boda simulada, no.

Llegamos en coche en este el día de mi boda y nos equivocamos, entramos por detrás en vez de por delante. No importó, e incluso casi mejor ya que nada más llegar me encontré a un camarero escanciando sidra. ¡Menudo recibimiento! No pudo ser mejor. ¡Qué fresquita y qué rica estaba! Y al llegar, en un pequeño jardín detrás del restaurante, pues fotos fotos fotos, pincho, fotos fotos, pincho, fotos y más fotos. Los camareros muy atentos. Conocedores de que apenas probábamos bocado, siempre tenían el detalle de pasar cerca nuestro y darnos un pincho. El de la sidra, cada poco pasaba y nos daba un culín. Muy bueno todos y todo.
Los pinchos eran muy variados. Muchos no los probamos. Hay que recordar que nosotros, los novios para entonces casados, llegamos tarde y muchos pinchos ya fueron repartidos. Puedes ver un listado del Cóctel de Bienvenida pinchando en la foto de la carta.

Ya acabado el protocolo de bienvenida, entramos. Hicimos un paripé bonito. Todos los invitados sentados y, sonando una música previamente escogida y romántica, entramos los novios despacito hasta sentarnos. Y a comer.
De primero Bogavante del Cantábrico don Milhojas de Papaya. Es un bogavante ya pelado, con la cabeza apartada, el cuerpo troceado y cogieron un poco del cuerpo para hacer un revuelto y más cosas. Es un plato ya hecho, es decir, que viene el camarero con el plato con la comida. Está muy elaborado y muy rico, y lo dice una persona que no le gusta el marisco.
Habíamos probado otro tipo de bogavante en el día de la prueba. Era muy parecido pero el revuelto sabía menos a marisco. Tenía un sabor más fuerte a pescado. Éste que comimos era más suave y más amariscado. La salsita roja, de papaya supongo, era dulce y compaginaba muy bien y el milhojas no sé qué era exactamente, pero era dulce y sabroso.

A continuación nos retiraron el plato y nos trajeron Lomos de Rape en Salsa Especial Llorea. La foto no hace justicia al plato. Normalmente echan dos Lomos de Rape pero en este caso sólo echaron uno. No pasa nada ya que el camarero pasa más tarde preguntando si se desea repetir. También, de la que te está echando el lomo puede pedir más o puedes pedir menos.
El pescado es un pescado algo seco, pero la salsa lo convierte en algo muy jugoso. Muy suave y rico. Nada pesado y muy sabroso en todos sus bocados. No hay pegas que poner. También es un plato que en el día de la prueba de la comida fue unánime la decisión.

Cortante de Cava y Lima. Aunque no haya foto de esto, todo el mundo sabe lo que es. Es una copa en la que lleva un cóctel de Cava revuelto con helado de Lima. A veces es de limón, otras veces de mandarina. El caso es que es un sabor muy fuerte que sirve para cortar el sabor del pescado y prepararse para la carne. Aparte de ser algo con utilidad gastronómica, es algo que está delicioso, fresquito y ayuda mucho a la digestión.

Y la Carne. No me dejaron poner cachopo… pero de lo que se pudo poner, puse Lechazo de Castilla con Patatas confitadas y Cogollos de Tudela. Muy rico. Un lechazo riquísimo. Tierno, sabroso, con patatinas muy jugosas y los cogollos también. Pero qué rico estaba. ¡Qué tierna y sabrosa! repetí de este espectacular plato y hubiera seguido repitiendo.
En el día de la simulación de la boda, había 2 parejas en la mesa que decían que iban a coger para comer paletilla de lechazo. Había 2 posibilidades: Paletilla y pierna o el Lechazo entero. Ellos decían que paletilla y pierna. Es la parte más sabrosa. Pero… no a todo el mundo le gusta lo mismo. Mi padre le encanta chupar los huesos, en cambio a mí me gusta más encontrarte carne tierna que masticar, entonces… qué hacer? Muy sencillo, coger el lechazo entero. Cada uno podía elegir el trozo que quisiera. En la mesa larga que nos pusieron en el día del simulacro de boda estaban los dos ejemplos y claramente tenía mejor pinta el lechazo entero. Fue una buena decisión.

Y de postre: Llorea Golf de Chocolate y Helado. Esto fue capricho de mi para entonces ya mujer y fue la segunda mejor decisión de su vida, después de decidirse casarse conmigo. Fue el único momento en el que no se oyó nada en la sala en este el día de mi boda. Nadie comentó nada… lo interpretamos como una buena señal. Todos comiendo y disfrutando de este grandioso postre. Una mousse de chocolate negro, chocolate con leche y chocolate blanco envuelto en una cestita de chocolate con leche, acompañada de un milhojas de crema, una galletita de almendra y un chorrito de algo rojo (cereza, fresa, no sé…). Según la descripción: Royal de tres chocolates, milhojas caramelizada de praliné de almendra y avellana, crujiente de almendra y helado de mandarina.
El helado de mandarina fue decisión nuestra. No estaba incluido en el postre pero fue una grandísima decisión, sobretodo teniendo en cuenta que hacía mucho calor. Pero aparte de esto, prestó porque ayudó mucho a hacer la digestión.

Acabada la comida se pusieron un camarero detrás de los novios y de los padres de los mismos y, sonando una música, todos a la vez escancian el cava en las copas de los ocupantes de la mesa presidencial. Es un momento que sólo tienen en este restaurante y al que llaman La Cascada.

Después de este gran empacho, que lo fue, repetimos de casi todo y nos pusimos como deficientes, hay que decir que nadie se ha sentido empachado, mal a gusto, e incluso familiares que debido a su estricto régimen no podían comer apenas, comieron de todo y no les sentó mal. La comida estaba muy bien preparada, sin apenas grasas. Muy bien cocinada y sobretodo, de muy buena calidad. Ahí fue que a nadie le sentara mal. El maître nos aseguró en todo momento que el lechazo era de castilla y el bogavante del cantábrico. Todo cocinado en ese día y con mucho mimo. Eso pareció y todos quedamos muy contentos.
Continuación de música, bebida, cena e incluso fuegos artificiales por todo lo alto.

Hemos quedado muy contentos con el sitio, el trato, los camareros, la comida, el maître, etc. Fue un buen acierto por nuestra parte haberlo celebrado ahí y un recuerdo inolvidable.

Localización: Campo Municipal de Golf La Llorea · C/ Carretera de Ribadesella a Canero Nº 6779
Teléfono: 985.13.08.01
Parking: Sí.
Página web: http://www.lalloreagolf.com
Precio: Variable
Coordenadas GPS: N 43.51905 W 5.57835

GD Star Rating
loading...

4 comentarios

Añadir un comentario
  1. Un gran día, sí señor. Buen comienzo para lo que esperemos sea una larga vida juntos. Por cierto, las fotos de la comida me son familiares… XD

    GD Star Rating
    loading...
  2. Me alegra mucho leer tu comentario sobre la Llorea, yo me caso allí el año que viene. La elección del restaurante fue mera casualidad ya que nunca hemos comido alli, pero nos gustó muchísimo el sitio… espero que todo me salga tan bien como ati :D

    GD Star Rating
    loading...
  3. ¡Caray! Qué pasada la comida. Los entrantes divinos y muy variados.
    Un hurra por el cava catalán, si señor, Sin cava no hay boda de categoría jeje!…

    GD Star Rating
    loading...
  4. Muy pero que muy buenos. Comida, servicio y atencion ,que mas se puede pedir.Todo ello coordinado por un gran metre,

    GD Star Rating
    loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Cachopo © 2009-2014